Profesionales sanitarios se forman en la prevención y el tratamiento de pacientes con dolor

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, a través de la línea IAVANTE de la fundación pública andaluza Progreso y Salud y con la financiación de Fondo Social Europeo, forma a 70 profesionales sanitarios onubenses en el primer curso de atención integral a los pacientes con dolor dirigido a profesionales en activo de la sanidad pública andaluza, entre ellos facultativos, enfermeras y especialistas internos residentes.

El objetivo final del curso es mejorar la práctica clínica en la atención del paciente con dolor, favoreciendo el alivio del sufrimiento que genera en las personas que lo padecen por cualquier causa y en cualquier ámbito del sistema sanitario público. De esta forma, el profesional adquirirá los conocimientos necesarios para tratar el dolor de manera integral y a todos los niveles, ya que su tratamiento engloba diferentes procesos asistenciales relacionados con el dolor agudo perioperatorio, dolor en emergencias, dolor asociado a procedimientos y dolor crónico (oncológico y no oncológico).

Promovida por el Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor en el marco del Plan Estratégico de Formación Integral del sistema sanitario público andaluz, esta acción formativa se imparte a  través de la novedosa metodología de formación ‘on line’, Massive Open On line Course (MOOC), que se traduce al castellano como cursos en línea masivos y abiertos. Éstos permiten a profesionales de cualquier punto geográfico acceder simultáneamente a una formación virtual de calidad y gratuita.

Según la Sociedad Española del Dolor, una de cada cinco personas en España padece dolor y más de dos millones y medio lo sufren de forma crónica, convirtiéndose en un problema de alta prevalencia e impacto en la calidad de vida de las personas afectadas, así como en la sociedad y en los sistemas sanitarios de los países desarrollados. Los expertos aseguran que, en muchos casos, el dolor está infradiagnosticado e infratratado y subrayan el coste social y económico que tiene esta dolencia en nuestro país.

En Andalucía, los datos arrojados por la última encuesta andaluza de salud revelan que el 7,4% de la población declaró tener algún tipo de dolor que limitaba el desarrollo normal de las actividades cotidianas, con más frecuencia entre las mujeres que en los hombres (9,8% frente al 4,9%).

Más de 2.000 profesionales registrados

El curso de ‘Atención integral al paciente con dolor en la práctica clínica’ cuenta con un equipo científico y docente de reconocido prestigio que van a forma a los 2.000 profesionales andaluces matriculados procedentes de diferentes centros del sistema.

Durante las siete semanas de duración de esta primera edición, el alumnado aborda contenidos como la fisiopatología del dolor, la evaluación del dolor mediante la entrevista y la exploración clínica, el tratamiento farmacológico, las intervenciones no farmacológicas, y la prevención del dolor asociado a procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor

El Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales persigue promover el abordaje integral del dolor en la práctica clínica integrándola en los valores y principios básicos del sistema sanitario público andaluz y los profesionales que lo componen. También es un objetivo primordial mejorar la calidad de vida de las personas con dolor y de sus allegados, con especial énfasis en grupos vulnerables como los menores, las personas mayores, personas con dificultades de comunicación, con trastorno mental o personas institucionalizadas, e impulsar la participación de la ciudadanía como agente activo en la prevención y el manejo del dolor.

Para ello, el plan ha emprendido acciones tanto en el ámbito preventivo como en el de la asistencia, mejorando la dotación, adecuación y redistribución de recursos humanos y tecnológicos y poniendo en marcha nuevos procesos, servicios y derechos, que han garantizado una intervención más ágil y eficaz. De este modo, se ha realizado una labor muy importante en cuanto a incorporación de guías de práctica clínica para diferentes procesos, guías de uso de opioides, contenidos y rutas formativas para profesionales, o en la definición del adecuado circuito de los pacientes desde la puerta de entrada al sistema.

Otra de las acciones llevadas a cabo ha sido la definición y desarrollo de una formación de calidad avalada por expertos del sistema sanitario público andaluz e impartida a través de las más innovadoras metodologías aplicadas a la teleformación, que permite aumentar de forma homogénea y transversal el conocimiento de los profesionales sanitarios en la atención a este tipo de pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *