Jornada cultural en Vila Real y Cacela Velha

Diego Mesa lee sus poemas.

Diego Mesa lee sus poemas.

(Texto y fotos: José Luis Rúa) Por estas fechas estamos llegando al final de muchas de las actividades tanto deportivas como culturales, que se vienen desarrollando a lo largo del año y que en estos días celebran actos de clausura o actividades extraordinarias. Y esa es la razón por la que alumnos de diversos clubes de lectura de la biblioteca provincial de Huelva, cursaron visita a la vecina localidad de Villa Real de San Antonio contando como guía especial, a su propio profesor de lengua portuguesa, Joao Miguel Pereira.

Poetas del Guadiana en Cacela Velha.

Poetas del Guadiana en Cacela Velha.

La mañana estuvo dedicada a recorrer la ciudad, prestando especial atención tanto a la lengua, literatura e historia de la villa lusa, como a realizar un recorrido por los edificios más emblemáticos, símbolos de la arquitectura pombalina e histórica. Todos ellos, edificios de clara influencia del siglo XVIII y que han sido de contribución más directa en la propia construcción de la ciudad. La Plaza Marques de Pombal, con sus edificios identificativos, el archivo histórico municipal y muchos otros de enorme definición de la ciudad fronteriza.

Por la tarde, los cerca de cuarenta participantes en la jornada cultura se desplazaron al bello municipio de Cacela Velha donde pudieron disfrutar de las enormes vista al atlántico, así como tener acceso directo a la fortaleza que durante tantísimos años ha servicio como control del movimiento marítimo y que actualmente se ecneuntra bajo el control de la Guardia Nacional Republicana. Tras la visita a las dependencias de la fortaleza, los Poetas del Guadiana les ofrecieron un pequeño recital de lo último de su trabajo a cargo de Joao Pereira, Antonio Cabrita, Augusto Lourido y los españoles Diego Mesa y Rúa Nácher. Poemas que sabían de manera distinta por el lugar donde levantaban el vuelo, como si de una puesta en libertad se tratara.

La jornada finalizó con la lectura poética y tras ella, los onubenses participantes en la misma, tomaron el camino de regreso llevándose el buen sabor de boca de su encuentro con la cultura portuguesa y además, aderezada con algunos versos con sabor español. Ahora solo cabe esperar hasta el próximo año, donde una vez más, el Club de lectura portuguesa ofrecerá la literatura y la tradición como nuevo tema de debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *