Cepsa refuerza la biodiversidad de la Laguna Primera con nuevas plantas acuáticas

Todas ellas resultan escasas en Andalucía, e incluso en algún caso se encuentran bajo amenaza de extinción

Laguna Primera de PalosA lo largo de 2014, Cepsa ha introducido y reforzado algunas poblaciones de plantas, todas ellas propias de hábitats acuáticas, en la Laguna Primera de Palos. Una iniciativa con la que mejora la biodiversidad de este humedal protegido y que se enmarca en el programa de conservación, investigación, seguimiento y fomento del uso público que la Compañía desarrolla en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Las especies con las que se ha trabajado han sido Cladium mariscus, Hydrocharis morsus-ranae, Nymphaea alba, Marsilea strigosa, Osmunda regalis, Potamogeton polygonifolius, Schoenoplectus glaucus y Utricularia exoleta; todas ellas escasas en Andalucía. De hecho, tres tienen un interés especial pues se encuentran amenazadas. Es el caso deHydrocharis morsus-ranae, de la que solamente queda una población conocida en Andalucía, en Doñana; y de Utricularia exoleta, que solo se halla presente en la provincia de Huelva donde mantiene tres pequeñas poblaciones, y de Marsilea strigosa, que aparece en media docena de localidades repartidas entre las provincias de Huelva, Cádiz y Almería. Los cambios en los usos del suelo y la alteración de las aguas son la principal causa del retroceso de sus poblaciones.

Las plantas acuáticas son muy sensibles a la alteración del medio por lo que resultan excelentes bioindicadores para conocer el estado ecológico de las aguas y revisten gran interés para la comunidad científica.

La Laguna Primera de Palos

Laguna natural de agua dulce, se encuentra incluida en la Red de Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía con la figura de Paraje Natural, y desde 2005 tiene categoría RAMSAR (Convenio Internacional para la conservación de estos espacios). La laguna se ubica prácticamente en terrenos propiedad de Cepsa. Constituye una singularidad en el contexto nacional desde un punto de vista tipológico y de génesis, lo que le confiere un excepcional valor, pues contribuye a la riqueza de especies florísticas y faunísticas de la zona actuando como refugio y abastecimiento de elementos amenazados (nutria, malvasía, focha cornuda) o raros (avetoros, porrón). Por primera vez en España, en 2000, una industria colaboró con la Administración y centros de investigación en labores de restauración de un espacio natural definido por la Ley para Espacios Protegidos y, lo más destacado, también por vez primera una entidad privada dedicada al refino de petróleo se comprometió en la puesta en valor para uso público de este recurso. Desde 2001, ha recibido la visita de 58.432 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *