Desarticulada una banda que desvalijaba viviendas por el método del ‘sacacorchos’

A los seis componentes se les imputa la participación en 16 robos y todos tienen antecedentes por delitos contra la propiedad

20150616 Parte de la joyas recuperadasLa Policía Nacional ha desarticulado una banda dedicada al robo en viviendas en Huelva, utilizando para su acceso a los inmuebles un extractor de bombines o “sacacorchos”. Los agentes de la Comisaría Provincial han logrado la detención de sus seis componentes: C.G.G., de 23 años de edad; J.R.J., de 20 años; I.V.G. de 23 años; P.S.B., de 22 años.; V.G.R. de 25 años; y M.R.G. de 22 años. Todos son vecinos de Huelva y tienen numerosos antecedentes policiales, contado alguno de ellos con más de una treintena de detenciones previas por delitos contra la propiedad.

A los detenidos, tras el desarrollo de las investigaciones policiales, se les imputa la participación en un total de 16 robos en viviendas, empleando como denominador común el conocido como método del “sacacorchos”. Esta técnica consiste en extraer completamente el bombín de la cerradura con un aparato especialmente fabricado para ello y que les permite acceder a las viviendas, hacerse con el botín y huir del lugar en muy poco espacio de tiempo.

Las investigaciones realizadas por agentes de la Policía Nacional de Huelva, a raíz del incremento de robos por este sistema, permitieron averiguar que varias personas habían vendido algunas joyas en establecimientos  de compra de oro al peso, tanto de la capital como de provincias limítrofes. Estas alhajas fueron reconocidas por víctimas de varios robos en vivienda. Identificados los vendedores, se pudo llegar a los componentes de la banda que fueron detenidos a lo largo del presente mes de junio.

En los registros domiciliarios efectuados, se pudieron recuperar  joyas, teléfonos móviles, aparatos multimedia, ordenadores y otros objetos, todos ellos procedentes de los robos cometidos. Las joyas recuperadas alcanzan un valor de unos 8.000 euros, teniéndose localizadas otras joyas por un importe similar.

Una banda perfectamente estructurada

Los seis componentes de la banda se repartían las tareas y hacían un seguimiento de las viviendas susceptibles de ser robadas. Para ello, establecían vigilancias, colocaban pequeños testigos en las puertas para saber si el propietario había regresado a casa o no, e incluso controlaban la correspondencia de los buzones y si se acumulaba el correo, al objeto de estudiar el tiempo de ausencia y facilitar así la perpetración del  delito.

La investigación aún permanece abierta y no se descarta que hubiesen cometido otros robos por el mismo método.

A los seis detenidos se les han instruido las correspondientes diligencias y ya han pasado a disposición judicial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *