Desarticulada una banda dedicada al tráfico de drogas en Huelva y Cádiz

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda que se dedicaba a la compra, distribución y venta de hachís por las provincias de Cádiz y Huelva, además de operar también en Portugal. La operación se ha dividido en dos fases y se ha saldado con la detención de seis personas y la incautación de 60 kilos de hachís.

La investigación se inició el pasado mes de octubre cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un grupo de personas asentadas en la ciudad de Sevilla podrían estar dedicándose a actividades relacionadas con el tráfico de drogas desde Cádiz.

Se estableció un dispositivo para localizar a los posibles individuos relacionados con este entramado, llegando hasta una organización que contaba con varias ramas en diferentes provincias, todas ellas lideradas por un miembro.

La primera rama estaba asentada en Cádiz, era la encargada de la compra del hachís y también tenía como función el ‘caleteado’ de los vehículos donde posteriormente la droga era transportada. Una vez preparada en el vehículo correspondiente, la droga era transportada hasta un punto situado en San Juan del Puerto (Huelva).

Otra rama, afincada en la provincia de Huelva, se encargaba de hacerse cargo de los vehículos desde esa localidad onubense y conducirlos hasta el destino que estuviera indicado por el líder de la organización para una vez allí proceder a su distribución.

La organización contaba con una tercera rama en Portugal que acudía a por la droga a la localidad de San Juan del Puerto con el mismo ‘modus operandi’. Se hacían cargo del vehículo que los miembros de Cádiz habían transportado y dejado estacionado y posteriormente se desplazaban hasta Portugal para su distribución y venta en el país vecino.

DOS FASES

La operación se ha llevado a cabo en dos fases. La primera tuvo lugar en el mes de mayo cuando los agentes observaron cómo un vehículo sospechoso con aparentemente más peso del normal llegaba a las proximidades de un asador de la localidad de San Juan del Puerto en Huelva. Uno de sus ocupantes se apeó del coche dejándolo estacionado y se marchó en otro coche que le acompañaba.

A continuación, los agentes observaron como otros dos turismos cuyos ocupantes se intercambiaban las llaves del vehículo con la carga ilegal para que fuera conducido hasta Portugal donde finalmente se distribuiría la droga.

Acto seguido, el coche con dos ocupantes encargado de proporcionar las llaves del vehículo sospechoso se fueron del lugar y uno de los miembros de la rama portuguesa puso en marcha el mismo y se pusieron marcha al país vecino.

Fue entonces cuando los agentes iniciaron una persecución para interceptar a los vehículos implicados –el que transportaba la droga, y los otros tres que trasladaban a los integrantes de la organización– que se saldó con la detención de los seis integrantes y la incautación del estupefaciente.

El coche que aparentaba llevar una sobrecarga de peso fue minuciosamente registrado por los policías, encontrando en él varios huecos donde se hallaron en total sesenta kilos de hachís, por lo que los agentes procedieron a la detención de su conductor de nacionalidad portuguesa.

Igualmente fueron detenidos los ocupantes de los vehículos que habían hecho entrega de las llaves al anterior conductor detenido, siendo los dos naturales de Sevilla y contando ambos con antecedentes policiales.

El último en ser detenido fue el conductor que salió primero en dirección a Portugal. En el momento en el que éste trataba de traspasar la frontera los investigadores lograron interceptarle y proceder a su detención.

En la segunda fase se llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios simultáneos, uno en la localidad de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), donde se procedió a la detención del socio del líder de la organización. Otro registro fue llevado a cabo en Punta Umbría donde se incautó un arma de fuego y se logró la detención de otro miembro de la organización. Por último se llevaron a cabo dos registros en la ciudad de Sevilla, donde se incautaron teléfonos móviles, dinero, vehículos, ordenadores, documentación y otros efectos.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad Judicial, quien ha decretado el ingreso en prisión para los arrestados en la primera fase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *