El vigilante acusado de poner una cámara en un baño de la Junta, en libertad bajo fianza

El Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva ha decretado la libertad, bajo fianza de 3.000 euros, para el vigilante de seguridad, que fue detenido en esta semana tras presuntamente colocar una cámara en uno de los baños de la sede de Mora Claros de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Huelva.

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), está acusado por un delito contra la intimidad y tendrá que comparecer dos veces al mes ante el juzgado, que le ha impuesto, a su vez, una medida cautelar de alejamiento superior a 200 metros de la citada sede.

El pasado miércoles el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero, lamentó “profundamente” estos hechos, que “se pusieron en manos de la Policía Nacional” y cuyas investigaciones han dado sus primeros resultados.

En este sentido, insistió en que desde la Delegación se ha ido informando a los funcionarios y al personal de la sede y su respuesta fue de “más tranquilidad y normalidad”. Fue una limpiadora del edificio la que se percató de la presencia de la cámara en el baño de la entreplanta de esta sede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *