Denuncian el hacinamiento de los trabajadores en la Delegación de Cultura

El personal de la Junta de Andalucía que trabaja en el local ubicado en la Avenida de Alemania de la capital -dependiente de la Delegación Territorial de Cultura y Deportes– “está soportando condiciones de trabajo lamentables” que pasan por la falta de espacio, el atasco continuo de una arqueta ubicada en la planta baja del edificio o la falta de puntos de agua potable. Así lo ha constatado el sindicato CSIF después de recibir las quejas de los trabajadores de esta Delegación que, tras la concentración de funciones como consecuencia de los cambios producidos en las distintas consejerías de la Junta, carecen de suficiente espacio “para poder desarrollar su labor con total seguridad”.

El sindicato explica que en el citado local ahora se acoge Formación y Empleo, el Servicio de Bienes Culturales, el Servicio de Instituciones Culturales, Deportes y Personal en una zona “que se queda muy pequeña para albergar a todos los trabajadores de estas áreas”. CSIF habla de “hacinamiento del personal” al no cumplirse el mínimo exigido en relación al espacio que le corresponde a cada trabajador y acusa a la Junta de incumplir la normativa de prevención de riesgos laborales al permitir este tipo de situaciones en sus dependencias.

A esta falta de espacio en el edificio se suma el atasco continuo en una arqueta ubicada en la planta baja que, para mayor gravedad, se sitúa en un pasillo que da acceso al área técnica del Servicio de Bienes Culturales. En esta arqueta se recogen las aguas de los aseos femeninos de esta planta y de la superior y, debido a los mencionados atascos, los residuos rebosan y se salen con facilidad; en épocas de lluvia, además, el olor que emana “es realmente desagradable además de tóxico debido a las aguas que evacúa”. CSIF indica, en este sentido, que dada la ubicación de la arqueta este problema afecta tanto a los trabajadores del área como a los compañeros que deben cruzar este punto para llegar a otras zonas del edificio, incluso a los ciudadanos que acceden a esta planta para realizar consultas de los servicios administrativos.

       Punto de agua potable

Por último, la central sindical ha denunciado la falta de un punto de agua potable en el local de la Avenida de Alemania, tal y como marca la normativa. El personal de este edificio sólo dispone de los lavabos de los aseos de los que sale el agua “con un sabor muy desagradable y se teme la posibilidad, dada la antigüedad de las instalaciones, de que se deba a filtraciones de otras aguas o de materiales que estén contaminando su calidad”, denuncia CSIF. Por ello, el sindicato asegura que sería necesaria una analítica “que despejara toda duda sobre su salubridad más aún cuando no existen puntos de fuente donde los trabajadores puedan recoger agua para beber”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ya ha trasladado todas estas deficiencias a la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte para que se realice una inspección lo antes posible y se solucionen estos problemas “que están afectando seriamente” la salud y las condiciones de trabajo de los empleados públicos de la Junta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *