El CSIC y la NASA prueban en Riotinto un prototipo para detectar vida en Marte

La localidad onubense ha sido elegida para realizar los ensayos por su mineralogía y condiciones extremas para la vida, "similares a algunas regiones de Marte"

Vista aérea de la mina de Riotinto, concretamente de la zona de Cerro Colorado. (Rodolfo Barón)

Vista aérea de la mina de Riotinto. (Rodolfo Barón)

El Centro de Astrobiología (CAB) del CSIC y la NASA han probado en Riotinto, en condiciones reales, un prototipo de instrumento con el objetivo de detectar vida en Marte.

Según ha informado el CAB en una nota de prensa, se ha elegido Rootinto para realizar los ensayos por su mineralogía y condiciones extremas para la vida, “similares a algunas regiones de Marte”, ha explicado Brian Glass, científico del NASA-Ames Research Center e investigador principal de esta propuesta.

El proyecto, denominado Life-Detection Mars Analog Project (LMAP), tiene a Glass como investigador principal y Víctor Parro, del CAB, como co-investigador, y se integra como elemento fundamental en ‘IceBreaker’, una propuesta de misión del NASA-Ames Research Center para la convocatoria Discovery 2014, las misiones al Sistema Solar.

El instrumento propuesto consiste en una perforadora para el suelo marciano complementada con una serie de elementos analíticos entre los que se encuentra SOLID, detector de signos de vida, desarrollado por el CAB.

“Queremos saber si hay vida en Marte y tenemos la instrumentación apropiada. La colaboración con NASA-Ames para participar en IceBreaker potencia nuestras posibilidades de detectar vida fuera de la Tierra”, ha manifestado Parro.

El proyecto está financiado con cargo al programa ‘Moon and Mars Analogue Missions Activities’ de la NASA, cuyo objetivo fundamental es aumentar la madurez tecnológica para desarrollar un sistema de perforación y toma de muestras del subsuelo para la búsqueda de vida.

Como parte del desarrollo de este conjunto instrumental se ha programado una serie de campañas de prueba en análogos terrestres de Marte para verificar su funcionamiento en las condiciones más parecidas a las reales de la misión y por ello se ha probado durante cerca de dos semanas en Riotinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *