DESDE MI CABINA.
Dudas.
[Paco Morán]

Entramos en la semana de presentación de los jugadores del Recreativo que tienen contrato. Entre ellos está Braulio, por el que el club no ha recibido ofertas, ni él tiene ofertas. Con esto, el Recre tiene un problema por su alta ficha. Intuyo que el jugador querrá cobrar su contrato a pesar de lo caótico de su rendimiento. Pero no será ese el único problema que tendrá que solventar los nuevos dueños (si no son los mismos) a partir de la semana que viene.

Manolo Toledano, secretario técnico, se encontrará con el gran problema de tener que fichar jugadores de nivel sin tener un euro en la cartera. Ya dijo en rueda de prensa que su tarjeta de presentación para convencer, será la del nombre Recreativo de Huelva. Que el Decano es un escaparte no cabe duda, pero cierto es que el jugador lo que quiere es llegar a un club que le paguen lo que le prometan. Nos queda saber si los nuevos dueños del Recre (si no son los mismos) darán garantías de pagos.

Lo cierto es que la campaña de socios quedó abierta hace un mes y no hemos visto ni un solo anuncio en las televisiones locales, ni carteles en la calle, ni cuñas en las emisoras de radio. La campaña de marketing no es la deseada. Es decir, no hay campaña. No sé si Juan Sánchez sigue como responsable de éste área del club. Pero si así es, intuyo que si al hombre le deben cuatro nóminas, pocas ganas tendrá de hacer campaña de publicidad. Y si a ello le unimos que el club no tiene un euro para hacer propaganda, esa campaña de socios está pasando desapercibida.

Entiendo que se está haciendo muy poco a este punto y hora por ilusionar a los aficionados.
Sé que el recreativismo tiene la mosca detrás de la oreja sobre los nuevos propietarios. Y más que una sospecha, el paso del tiempo está haciendo que el aficionado opine que todo es igual.

Hay dudas sobre el nuevo fondo de inversión, porque desde el mínimo o raquítico conocimiento que tengo de economía, me lleva a la reflexión para decir que me resulta raro que un fondo de inversión invierta en una empresa con deudas. Muchas deudas. Sería el primero de los mercados que lo hiciera. Y cuando hago una reflexión negativa, siempre digo: ojalá me equivoque. Pero nadie compra las acciones de una sociedad para asumir 20 millones de euros de deuda y encima pagarles a los antiguos socios el dinero que han puesto. Es que no tiene ninguna lógica de inversión, y menos como está el fútbol en España y un club en Segunda B sin derechos de imagen.

Pero de momento no tenemos otra que seguir apoyando al Decano mientras esté en competición. Sea el dueño Comas y unos amigos o sea el dueño Francisco y Fernando Roig como a todos nos habría gustado. Eso sí, con Michael Dumois como consejero delegado y Paco Mendoza como presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *