Santisteban dice adiós tras siete años de dedicación al Decano

Santisteban, entrenador de porteros del Recreativo.

Santisteban, entrenador de porteros del Recreativo.

El entrenador de porteros del Recreativo de Huelva, José Manuel Santisteban, ha puesto fin a su etapa de siete años como máximo responsable de los arqueros del Decano del fútbol español. De su mano han salido formados grandes guardametas que hoy en día están en máxima categoría como Toño, Fabricio, Asier Riesgo, Cabrero, Rubén Gálvez y un largo etcétera, además de formar a varias decenas de porteros en las categorías inferiores del club onubense. Esta es su carta de despedida para el recreativismo, un hasta luego, más que un adiós.

“Siempre fui consciente de que en algún momento de mi vida tendría que escribir estas líneas, y no por ello dejaba de retrasarlas año tras año y temporada tras temporada, poseyendo el firme convencimiento como si de un milagro se tratara al producirse, de verme capacitado para detener dicho acontecimiento con firmeza prolongándolo a perpetuidad si fuera posible, además cimentándolo con un sentimiento recreativista fuera de cualquier duda y que defiendo ante el que sea.

Hace ya 22 años de mi primera aparición por esta maravillosa tierra, y desde aquel mágico instante fui consciente de que en ella me sucedía algo distinto al resto de lugares en los que he tenido la fortuna de vivir y trabajar, incluyendo en dicha lista un rincón donde mi destino quiso que iniciase este ser que escribe su aventura por la vida (Barakaldo).

Percibí y sigo percibiendo que sentaba bien mi presencia (a casi todo el mundo), y eso no es nada sencillo para una persona que se encuentre fuera de su tierra, fuera de su entorno e incluso fuera de sus costumbres. Notaba el cariño de la gente, notaba la cercanía de las personas, notaba el respeto hacia mi forma de actuar y sobre todo notaba cuando se pronunciaba mi apellido, una admiración más allá de ser un mero profesional para este deporte , me regalaban desinteresadamente dicha admiración, respeto, cariño y comprensión hacia algo mucho más importante que lo anterior, el ser humano que soy y que convivía en del devenir diario con las gentes de Huelva junto con los sentimientos Recreativistas.

Mi complicidad con lo de recreativista se inició allí y no finalizará hoy con estas líneas, sino que seguirá siendo así hasta que uno deje ya de molestar en este paseo de la vida, y aunque no se vea mi imagen en primera línea de fuego, siempre existirá el Santisteban que se alegre de cada gol, de cada acción y de cada éxito que coseche nuestro RECRE y por defecto si me lo dejáis decir, de sus porteros.

¿Qué más da por qué me fui? ¿Qué más da porque me voy? ¿Qué más da el porqué de mi decisión?, lo único que importa es que estuve aquí y que estuve bien en mi RECREATIVO DE HUELVA.

Y auguro que lo peor ha pasado ya, sólo queda remar más unidos que nunca para que la nave Decana del Fútbol Español, surque los mares con el poderío y la grandeza de antaño, respirando Recreativismo como en los tiempos del ANTIGUO COLOMBINO y que fueron extrapolados hasta el NUEVO COLOMBINO, ya que con la fuerza de sus socios, seguidores y simpatizantes nada resultará un obstáculo insalvable para una entidad con tanta grandeza, indistintamente de las personas que entren o salgan, de las acciones mejor realizadas o peor ejecutadas, todos y cada uno de los que forman y formamos la gran familia del DECANO, buscamos lo mismo, gritar VIVA EL RECRE en la mayor competición posible jornada tras jornada.

Mi paso por este gran club como técnico, supuso y ha supuesto una inmensa satisfacción, orgullo sin precedentes y el agradecimiento total hacia cada momento regalado por nuestra entidad para mi persona, mi profesión y mi vida, marcadas por una larga travesía de siete temporadas al frente de la parcela y un escudo grabado en mi corazón, que he defendido con pasión, vehemencia en alguna ocasión y respeto absoluto.

Gracias a mi ex compañero y amigo siempre Cesar Quesada, no dejando en el olvido a las personas que hicieron posible mi retorno como técnico a esta casa, como fueron el señor Francisco Mendoza y el señor Michael Dumois, puedo estar hoy haciendo una despedida profesional y emocionada a más no poder, al haber recibido tanta demostración de cariño, y no sólo en las últimas fechas dado el acontecimiento marcado por mi marcha, sino en todos y cada uno de los años que he estado en primera línea como técnico profesional para nuestro DECANO.

Estoy orgulloso de todos los días que he representado a mi RECRE, orgulloso de todos los porteros que tuve la suerte de dirigir (no se si bien o mal) pero inculcándoles lo que estaban defendiendo, el club más antiguo de nuestro fútbol, orgulloso de haber compartido con un montón de profesionales con los que me he enriquecido en todos los aspectos posibles, y haré mención del que es mi amigo y hermano MIGUEL ÁNGEL CAMPOS, este con el que pasé seis de las siete temporadas luchando codo con codo, disfrutando alegrías y sufriendo penas, pero siempre compartiendo la complicidad más pura en nuestro esfuerzo por conseguir, que nuestro equipo llegase lo más alto posible.

Me tengo que acordar de todos y cada uno de los compañeros que están conmigo ahora y estuvieron en antaño (Manolito Pedraza, Rodolfo Ortiz, Nardi Lafuente, Paco Antonio, Vicente) con los que he compartido todo tipo de emociones y kilómetros, además en nuestros primeros tiempos también compartíamos vestuario vetusto, insectos, escasez de recursos materiales, pero una cosa que predominaba por encima de todas las palabras mencionadas ahora, algo que nos enriquecían cada jornada, la ilusión por nuestro escudo, un sentimiento por bandera, una afición cercana y una historia imborrable además de apasionante, la del ABUELO DEL FÚTBOL ESPAÑOL.
Y tengo muchísimos más compañeros repartidos por el camino a lo largo de mi trayectoria, pero me permitiréis por que así lo quiero y me apetece, hablar con letras mayúsculas sobre 2 personajillos que andan desde hace muchísimas décadas al frente este tinglado pero como casi siempre donde nadie los vea y donde nadie los oiga demasiado, CHECHE y PERICO, estos hermanos que son casi tan grandes como el escudo de nuestro club y que lo único que hacen es la vida más agradable a todos los que andan por su alrededor..

Pienso que nunca habría un homenaje más merecido para alguien como para ellos, que el que deberían recibir por todos los cientos de jugadores y técnicos que pasaron y pasamos juntos a ellos. GRANDES LOS TOSCANO. Echaré de menos los desayunos con CHECHE y oírle a PERICO meterse conmigo o con mis porteros.

Soy tremendamente realista y creo firmemente, que a todo el mundo no le puedo caer bien, pero voy a agradecer tanto a los que sí como a los que no, y que se acordaran de mi para una cosa o la otra, ya que fue señal de que algo estaba haciendo para ser mencionado de una manera o de la contraria, dándome fuerza para continuar en la pelea con cada vez que fui recordado.

Agradezco sobre manera a todos los chavales que pasaron por mis manos su ilusión, ya que me dieron lo más grande que podrían otorgarme, COMPROMISO y LEALTAD hacia la profesión, nos hicimos poco a poco con un hueco en nuestra parcela, dando fe que no ha sido nada sencillo el poder cambiar alguna creencia sobre nuestra profesión, pero con su esfuerzo y porque no decirlo, con sus resultados, se hicieron acreedores del respeto por parte de todos y encontraron el pensamiento amable sobre la necesidad que existe en nuestro fútbol para tenerlos atendidos.

Y no hablaré de ningún chaval en concreto, ya que al día de hoy sigo recibiendo por la calles de nuestra Huelva o en alguna red social, el cariño de todos aquellos que estuvieron junto a mi en algún momento de mi trayectoria como técnico en las bases, teniéndolos la suerte de orientar, cuidar y entrenar. A todos y cada uno decirles que suponen para el que escribe, una sonrisa en mi rostro y un pellizquito en mi corazón.

Tampoco hablaré de ningún portero profesional a mi cargo, los cuales son conocidos por todo el mundo en su pasado recreativista y que me regalaron una profesionalidad fuera de lo normal además de su amistad, respeto y cariño, pero si lo haré de la persona que pongo como ejemplo para los demás niños o no tan niños que se adentran en el mundo de la portería, RUBÉN GÁLVEZ (RAMOS), un portero profesional que llegó aquí casi por casualidad siendo un crío, y que sólo ha tenido una cosa en mente desde el momento que cruzó la puerta de nuestra ciudad deportiva, ser portero de fútbol y ser portero del R.C.R.HUELVA, y vaya si lo ha conseguido, además con creces, pese a todas las adversidades que ha tenido y que tiene en su camino, las cuales ha vencido con trabajo, dedicación, profesionalidad y compañerismo. GRACIAS PORTERO eres GRANDE COMO TIO.

Me voy satisfecho de lo que hice hasta el final, no se si bien o mal, puesto que no busco reconocimiento alguno ni reproche barato, pero si que he podido cumplir algo que predicaba cuando se me entrevistaba hace siete temporadas, no siendo otra cosa marcada como objetivo, que el intentar conseguir para nuestra portería en el R.C.R.HUELVA que fuera ocupada y defendida por un onubense.

Con todo lo que implica la tristeza de las despedidas, también esbozaré la sonrisa que me provoca el haber pertenecido con la pequeña pizca de mi trabajo y de mi persona, a la grandeza que ostenta el club del cual marcho físicamente, pero nunca en el pensamiento o en mi corazón.

Gracias a todos y cada una de las personas que estuvisteis a mi lado, gracias a todos y cada uno de los simpatizantes, socios, seguidores, fieles y sufridores de nuestro club, gracias a todos los medios de comunicación por su respeto y alabanzas, gracias a los onubenses por su acogida para mi y para los míos, gracias a HUELVA y por último gracias RC.RECREATIVO DE HUELVA, ya que habéis hecho de mi un profesional mejor y una persona mucho más real.

En mi defensa diré para concluir con un AGUR (adiós en mi tierra), que di todo lo que supe y lo que pude, que no me guardé nada, que si a alguien no le pareció suficiente ruego me disculpe, ya que no estuve a la altura por mis carencias pero nunca por mi cariño y dedicación hacia esta entidad.

Ojalá mi abrazo pudiera abarcar a todos y cada uno de los Recreativistas, y ojalá pronto nos crucemos en nuestros caminos.

VIVA EL RECRE y VIVA HUELVA.
Jose Manuel Santisteban

One Response to Santisteban dice adiós tras siete años de dedicación al Decano

  1. “Notaba el cariño de la gente, notaba la cercanía de las personas, notaba el respeto hacia mi forma de actuar y sobre todo notaba cuando se pronunciaba mi apellido, una admiración más allá de ser un mero profesional para este deporte”,

    No menos de lo que mereces como profesional, pero sobre todo como PERSONA.

    Bien sabes que no tengo palabras para agradecerte lo mucho que me haa aportado en lo profesional, pero sobre todo en lo personal. Pero sí para tu labor para con nuestro DECANO DEL FÚTBOL ESPAÑOL, del que compartimos el privilegio de haber formado parte: GRACIAS, MIL GRACIAS SABTI. GRACIAS AMIGO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *