Detenido un falso médico contratado por el SAS para la Sierra y el Andévalo

Imagen de archivo no relacionada directamente con este caso.

Imagen de archivo no relacionada directamente con este caso.

La Guardia Civil de Valverde del Camino ha detenido a un hombre como presunto autor de un supuesto delito de falsificación de documento público, usurpación de funciones públicas y contra la salud pública acusado de hacerse pasar por médico en diferentes centros de salud de la provincia.

Hechas las comprobaciones oportunas con el Distrito Sanitario Sierra-Andévalo, donde este hombre presentó su título falso y fue contratado, la Guardia Civil ha constatado que ha trabajado 13 meses y medio en diferentes centros de salud de la provincia y ha expedido alrededor de 1.000 recetas médicas, procediendo a su detención el pasado 10 de julio en Cartagena (Murcia) tras ser localizado por la Guardia Civil en esta ciudad, ya que habitualmente cambiaba de domicilio para no ser descubierto.

Según detalla la Benemérita en un comunicado, los agentes han comprobado que esta persona ha trabajado como médico de familia en diferentes centros de salud de toda España desde el año 2009, y que fue condenado en el año 2011 por sentencia firme por falsedad documental, al intentar colegiarse en el Colegio Oficial de Médicos de Murcia, con un título falsificado.

El operativo comenzó por la Guardia Civil el pasado mes de abril por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Aracena, ya que se tuvo conocimiento que esta persona podría haber ejercido como médico en la provincia onubense sin tener la titulación requerida, sin estar colegiado y sin tener conocimiento alguno en medicina.

De manera inmediata se estableció un dispositivo para la localización de esta persona y comprobar si estaba ejerciendo la profesión de medicina de manera ilegal y, según avanzaban las investigaciones, se pudo certificar que esta persona, a pesar de ser condenado por falsificar el título de medicina, consiguió compulsar dicha titulación a través de un notario, para no levantar sospechas y seguir trabajando como médico.

Por todo ello, se le imputa un supuesto delito de falsificación de documento público, por presentar un título de médico falsificado, usurpación de funciones públicas por ejercer como médico sin serlo y contra la Salud Pública, por dispensar recetas médicas sin tener los conocimientos adecuados y poniendo en riesgo la salud de los pacientes.

Las investigaciones continúan por si existieran personas perjudicadas por los tratamientos que esta persona prescribía, y tratar de averiguar si ha desarrollado durante más tiempo la actividad fraudulenta como médico. El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 4 de Cartagena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *