El filósofo iraní Ramín Jahanbegloo reflexiona en La Rábida sobre el Islam radical

Dentro del curso 'Cultura de paz, conflictos y seguridad internacional', dirigido por Fernando López Mora

Ramin Jahanbegloo UNIARamin Jahanbegloo, filósofo iraní, ha realizado  una panorámica del islam en el curso ‘Cultura de paz, conflictos y seguridad internacional’, que dirige Fernando López Mora,  subdirector de la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba dentro de los Cursos de Verano de la UNIA en el Campus de La Rábida. Jahanbegloo ha destacado los dos cauces que conviven en el islam radical: las tácticas terroristas, como asesinatos y el uso de la violencia, y el proyecto sociopolítico, es decir, “la vuelta a la soberanía de Dios para crear un Estado Islámico regido por la Sharia”.

Con un repaso por  los diferentes pensadores del islam, el filósofo iraní ha hablado del radicalismo y el reformismo, donde ha destacado las políticas de los Hermanos Musulmanes en Egipto y sus consecuencias para la sociedad. Sin embargo, advierte del peligro de “aquellos que convierten la religión en un instrumento político porque la transforman en ideología y la fe se deja a un lado”. La idea del califato, muy de actualidad por el auge del Daesh, entra en contacto con la unidad islámica, que es el objetivo que persiguen muchos grupos islamistas, según el pensador.

El director del Curso de Verano “Cultura de Paz, conflictos y seguridad internacional”, Fernando López Mora, ha tratado la temática de los nuevos conflictos internacionales en base a los recursos estratégicos cómo raíz de los mismos en su ponencia en dicha formación. Para López Mora, “el fenómeno de la compra y alquiler de las tierras cultivables por parte de empresas del sector de la economía global, los recursos estratégicos, como el litio en Bolivia, el fenómeno medioambiental, así como los recursos hídricos en el caso de Oriente son clave en algunos conflictos de la zona”.

Asimismo, López Mora ha analizado las consecuencias del concepto de seguridad alimentaria, “una necesidad imperante de los países que han experimentado un gran desarrollo en las últimas décadas, como China o India, que buscan asegurar terrenos cultivables en las regiones fértiles de otros territorios”.

No obstante, ha matizado que una gran parte del suelo fértil para el cultivo no se utiliza por las empresas con ese fin, sino para la exportación, perjudicando a los habitantes autóctonos y originándose conflictos de orden político, que conducen al éxodo de determinadas poblaciones. Otras empresas, en cambio, realizan inversiones en infraestructuras adecuadas para el desarrollo de los países pobres en los que operan, donde además respetan el marco jurídico e intentan contratar a personas originarias de la zona, en palabras de López Mora.

Este curso nace con la vocación de favorecer la compresión de los conflictos internacionales más recientes y contribuir al establecimiento de interpretaciones constructivas acerca del Mundo Actual y sus derivas geopolíticas en el ámbito de extensión de la Cultura de Paz y la Seguridad, para un alumnado multidisciplinar que ha llegado desde todos los rincones de España, “quizás por la falta de facilidad que existe en nuestro país a la hora de radiografiar las claves de estos conflictos a pesar del tiempo que se le dedica en los informativos hemos conseguido despertar un gran interés ya que en estos días nos vamos a esforzar en analizar todos los factores para contribuir a un análisis y mejor compresión de este mundo actual, cada vez más complejo”, ha concluido el López Mora.

 

 

 

 

 

 

One Response to El filósofo iraní Ramín Jahanbegloo reflexiona en La Rábida sobre el Islam radical

  1. Que “light” son los comentarios del iraní, se ve que tiene que volver a Irán y “cuidadito con lo que has dicho por ahí”.
    En cuanto al intento de comprender el mundo actual(respecto a la religión), te lo resumo en un momento para que no tengas que pensar mucho:

    Hay dos tipos de personas, los buenos, y los malos(Hijos de P***).
    Los buenos se dedican a su trabajo y su familia y no se meten con nadie ni con el pensamiento de nadie.
    Los HDP, se dedican a intentar decirte que debes hacer y que debes pensar, sobre todo, en nombre de algo “superior”, aunque sea inventado.
    El Islam, por mucho que quieran camuflarlo de religión de paz, ha demostrado ser una gran fábrica de HDP, que no quiero decir que todos los islamistas se conviertan en esto, pero son poco críticos con sus “hermanos” terroristas.
    Pocas o ninguna manifestación en contra de los asesinos, se muestran asintomáticos con las barbaridades que hacen, es mas , a veces se alegran.
    Su base, el Corán, ya lo dijo el autor de Versos Satánicos, es un compendio de costumbres bárbaras que debería declararse ilegal en los países democráticos.
    Es imposible hacer coexistir esta secta satánica con la democracia.
    Por eso, si usted es islamista y cree que deberia aplicarse alguna ley “divina”, por favor, váyase a esos lugares donde cortar manos y cabezas, ahogar o quemar vivos, es una muestra de esa divinidad.
    Yo intuyo como va a acabar esto. ¿Han visto guerra mundial Z?. Yo soy humano.
    ¿Es usted un Zombi adbducido por un libro viejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *