Hombre de 35 años, parado y con estudios primarios, perfil del paciente del SPDA

En 2014, la mayoría de las personas admitidas a tratamiento convivían con sus familias de origen

Drogadicción mediosSegún la Memoria 2014 del Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de Diputación (SPDA), el perfil sociodemográfico de las 1.103 personas admitidas a tratamiento en ese año es el de un  hombre de 35 años, en situación de desempleo, con estudios primarios o inferiores, que accede a los centros de tratamiento por iniciativa propia.

Un 83,09% del total de estas admisiones fueron hombres y un 16,91% mujeres, porcentaje similar al resto de Andalucía y sin diferencias significativas con relación a los datos del año 2013. La edad media en la que demandaron tratamiento en nuestra provincia fue de 35,06 años, siendo mayores las edades en los consumidores de tabaco y alcohol y más jóvenes en los demandantes por consumo de cannabis y cocaína.

Respecto a la situación laboral de estas personas, la Memoria señala que un 56,41% se encontraban desempleadas en el momento de demandar tratamiento. También que el grupo más numeroso lo conformaron, con un 69,44%,  las personas con estudios primarios o inferiores, que accedieron a los centros por iniciativa propia, en un 45,64% de los casos. La familia o amigos fue la segunda fuente de referencia para acceder a tratamiento, seguida de los servicios sanitarios, las instancias judiciales y los servicios sociales.

Del análisis del modelo de convivencia se desprende que la mayoría de las personas admitidas a tratamiento el pasado año en los centros del SPDA convivían con sus familias de origen en un 39,50% de los casos, con familia propia en un 25,09%; y solos, en un 13,19% del total.

La edad media de inicio del consumo de sustancias por las que estas personas fueron admitidas a tratamiento el año pasado es otra de las variables reflejada en la Memoria. Así, las que lo hicieron por heroína y “rebujao” iniciaron el consumo a los 20,76 años de media, por cocaína a los 20,40, por tabaco a los 15,98, y por cannabis a los 15,66 años de media. Del mismo modo, el primer consumo de alcohol se produjo a los 16,10 años; y el inicio en el consumo abusivo a los 26.33 años de media.

Los tratamientos prescritos a las 1103 nuevas admisiones del año 2014 se realizaron mediante la deshabituación a través de terapias, en un 65,17%, la desintoxicación domiciliaria en un 12,60%, y la realización de controles toxicológicos en un 12,26% de los casos.

El año pasado, en el 5,75% del total de admisiones se prescribió el programa de metadona, ascendiendo al 32,50% en las personas admitidas a tratamiento por consumo de heroína y “rebujao” y al 25,00% por otras drogas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *