Arrancan las obras en el Infanta Elena de cara al traslado de la Unidad de Neurología

Una de las alas de la segunda planta del Hospital Infanta Elena registra estos días una serie de obras de adecuación por parte del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, que forman parte del proceso de renovación y adaptación que se va a llevar a cabo en todas las habitaciones y zonas de circulación del área con el fin de adecuarse a las necesidades de los pacientes que sufren algún tipo de patología neurológica, teniendo en cuenta el traslado en los próximos meses al centro sanitario de la Unidad de Neurología,  ubicada actualmente en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Con la instalación de la Unidad de Gestión Clínica de Paciente Neurológico en el Hospital Infanta Elena, se da impulso a su conversión en un centro de referencia provincial neuro-traumatólogico, como el que ya disponen en las principales capitales andaluzas, avanzando así en el proceso de consolidación del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva y favoreciendo de esta manera que todos los onubenses puedan recibir una asistencia sanitaria homogénea, con independencia del municipio en el que tengan fijada su residencia.

Las obras se están desarrollando en las antiguas instalaciones de la Unidad de hospitalización de Ginecología y Obstetricia, ubicada en el ala izquierda de la segunda planta, tras el reciente traslado del área Materno-Infantil al Hospital Juan Ramón Jiménez. Una actuación que, además de mejorar la atención y comodidad de los pacientes, ha permitido liberar el espacio disponible, con 32 camas, para albergar a los pacientes que requieren ingreso de la Unidad de Neurología.

Dentro del proyecto de remodelación, se está llevando a cabo la adecuación de todo el revestimiento de las paredes, tanto de los pasillos y zonas comunes como de las habitaciones, con el fin de instalar láminas de vinilo que incrementan los niveles de bioseguridad. Además, se está procediendo a la renovación de todos los cabeceros de las habitaciones en los que se integran los dispositivos de gases medicinales (oxígeno y vacío), con el fin de mejorar su distribución, aumentando la seguridad y la comodidad de los pacientes.

En ese sentido, se ha procedido también a adecuar los cuartos de baño de algunas de las habitaciones, en los que se han instalado dispositivos de ducha y aseo especiales que aumentan la comodidad y confortabilidad, favoreciendo también la accesibilidad, muy necesaria sobre todo en el caso de pacientes con problemas de movilidad, como son en muchas ocasiones los pacientes neurológicos.

Entre las mejoras destaca también la incorporación de nuevos sistemas de protección contra incendios, como la nueva puerta de acceso resistente al fuego, así como la sectorización o división por zonas estanco del ala, que evitan la propagación del fuego. Se está procediendo también a la renovación de los sistemas eléctricos, de telefonía y de televisión y está previsto asimismo el cambio de las puertas de las habitaciones incorporando marcos metálicos que permiten una limpieza con mayores garantías.

Próximamente dará comienzo también un nuevo proyecto de adaptación, esta vez en el ala derecha de la primera planta del Infanta Elena, con el fin de acondicionar el espacio para albergar las consultas y dispositivos de la Unidad de Neurofisiología, que también se trasladará próximamente al centro hospitalario, continuando así con el proceso de consolidación del Complejo Hospitalario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *