Aumentan un 10,6% las consultas por violencia de género al Teléfono de Información del IAM

El Teléfono de Información del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), 900 200 999, ha atendido durante el primer semestre del año un total de 4.519 consultas por violencia de género, lo que supone un 10,6% más que las consultas realizadas por este motivo durante el mismo período del año anterior. La cifra representa además un 49% del total de consultas realizadas (9.051), porcentaje que también ha aumentado respecto al año pasado, cuando este tipo de llamadas representaba el 39% del total. Esta evolución, según ha explicado hoy la directora del IAM, Carmen Cuello, refleja “el creciente nivel de sensibilización de la ciudadanía, además de un mayor conocimiento de los recursos a los que hay que recurrir para pedir ayuda”.

El Teléfono de Información a la Mujer ofrece de forma gratuita y anónima información general, asesoramiento jurídico y atención especial a la violencia de género durante 24 horas los 365 días del año, con la opción de traducción telefónica simultánea en 51 idiomas. Según el balance semestral, de enero a junio de 2015 se recibieron 15.352 llamadas, en las que se atendieron 9.051 consultas realizadas por 8.504 personas y se realizaron 6.307 gestiones.

Por motivo de consulta, aumentan de forma considerable las relacionadas con violencia de género, al pasar del 39 al 49% del total. Le siguen las consultas por información general (22,5%) y por relaciones de pareja y familia (21,8%). De las consultas atendidas por violencia de género, el 80,1% estuvo relacionado con malos tratos físicos, el 0,5% con agresiones sexuales, el 0,3% con acoso laboral y el 19,1% con otro tipo de violencia.

El 52% de las consultas fueron realizadas desde las capitales de provincias, y el 29% desde municipios de más de 10.000 habitantes, mientras que sólo un 19% procedía de localidades pequeñas, ya que, según Carmen Cuello, la población de las zonas rurales suele pedir ayuda de manera presencial, a través de los Centros Municipales de Atención a la Mujer, que son su recurso más cercano. En este sentido, la directora del IAM ha subrayado la apuesta de la Junta por la colaboración para el mantenimiento de esa red de atención local directa, que corre el riesgo de desaparecer en otras comunidades con la nueva ley de reforma de la administración local, recurrida por la Junta de Andalucía ante el Tribunal Constitucional.

Perfil de usuarias

El balance estadístico del servicio muestra que las mujeres continúa siendo las principales usuarias del teléfono en un 95% de los casos (7.995 mujeres frente a 509 hombres). De hecho, el perfil de la consultante del teléfono sigue siendo el de una mujer, de entre 30 y 49 años, con nivel de estudios primarios, demandante de empleo o (en segundo lugar) que trabaja a tiempo completo, está casada y tiene uno o dos hijos.

Por provincias, Sevilla fue la que más consultas recibió (2.696, un 29,78% del total), seguida de Málaga (1.885 consultas, un 20,82%); Cádiz (1.040, un 11,49%); Granada (990, un 10,93%); Córdoba (684, un 7,55%); Almería (621, un 6,86%); Jaén (575 consultas, un 6,35%) y Huelva (560, un 6,18%).

Respecto a las gestiones con carácter urgente, el teléfono 900 del IAM realizó en el primer semestre 162 acogimientos por violencia de género, atendió 4.572 consultas procedentes del teléfono 016 y 239 llamadas llegadas desde el 112. Asimismo, el teléfono gestionó 1.738 derivaciones al Servicio de Asesoramiento legal telefónico, a las que se suman las 226 consultas realizadas a través del servicio online.

El IAM incrementará este año las prestaciones de su Teléfono de Información gracias a una nueva encomienda de gestión con la empresa pública Salud Responde, que mejorará el servicio cualitativamente al contar con una infraestructura tecnológica propia de Contact Center, que permite una reducción de los tiempos de gestión y una mejora de la coordinación con otros servicios también prestados por la Administración.

El Teléfono 900 es una de las puertas de entrada de las mujeres a todos los servicios y recursos del IAM, y uno de los primeros recursos a los que acuden las víctimas de violencia de género. Por ello, se trata de un servicio “fundamental para el IAM”, que exige a la empresa pública que lo desarrolle el máximo cumplimiento de ciertos estándares de calidad, eficacia y eficiencia, el seguimiento de determinados protocolos de actuación y una formación especializada para la adecuada atención a las mujeres en general, y en especial a un colectivo tan vulnerable como son las víctimas de maltrato machista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *