El vicepresidente del Supremo aboga en La Rábida por erradicar los paraísos fiscales

Dentro del Curso de Verano Corrupción: Justicia y Derecho penal, que se celebra hasta el viernes en La Rábida

curso UNIA corrupción-65bba_zEl curso “Corrupción: Justicia y Derecho penal”, que dirige Miguel Ángel Núñez Paz, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Huelva,  ha sido presentado en rueda de prensa en la  que han participado además del director, la vicerrectora del Campus, Yolanda Pelayo; Ángel Juanes, vicepresidente del Tribunal Supremo y Andrés Palomo, magistrado del Tribunal Supremo.

Para el profesor Núñez la corrupción  es uno de los problemas más complejos y de máximo interés en las Ciencias jurídico penales y, a su vez, más atractivos para toda la sociedad, de ahí que hayamos querido que estén presentes prestigiosos penalistas para abordar este tema, que “es muy amplio y muy complejo”, ha dicho. “Queremos trasmitirles a la gente  la inquietud que el derechos penal tiene por la corrupción. También queremos trasmitir como está trabajando la justicia, no solo desde el punto de vista nacional  sino también internacional”

De esta complejidad también ha hablado el vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes que ha dicho de la corrupción que “se puede abordar desde muchas perspectivas” .Y que  para que esa complejidad desaparezca hay que cambiar algunas cosas,  como son erradicar los paraísos fiscales .También se ha referido al paso importante que se ha dado con la última reforma del Código Penal, pero sin embargo ha manifestado que “la corrupción es un problema de  educación en valores y que hay que enseñarlo en las escuelas”. Otro de los aspectos que ha destacado ha sido la opacidad en las instituciones, que hace que se den casos de corrupción para intentar resolverla hace falta  también un fortalecimiento de la función pública. “Donde hay transparencia hay menos corrupción”, ha indicado.

En cuanto al tiempo que tardan  las causas de corrupción, ha aludido a la cooperación internacional  y la complejidad de estos procesos donde la investigación no es fácil y hay que solicitar 30 o 40 comisiones rogatorias  a distintos países para poder llevar a cabo el proceso penal. “Somos conscientes que los procesos son largos, pero creo que estamos en el buen camino. Hay instrumentos legales para combatirla”, concluyó.

Por su parte,  el magistrado del Tribunal Supremo, Andrés Palomo, ha abogado  no solo por la cooperación internacional para erradicar la corrupción  sino que hay que atacar el motivo de esos delitos que son los beneficios que genera privándolo de que pueda tener acceso a ellos. Tener el control sobre esas cuentas, que son el producto de su delito, es uno de los aspectos en los que actualmente se está incidiendo, en definitiva,” atacar al problema de raíz”, ha concluido.

Yolanda Pelayo, ha manifestado  en el transcurso de la rueda de prensa el interés que la UNIA ha mostrado por los temas de plena actualidad para sus Cursos de Verano, de ahí que este tema, aunque “desgraciadamente esté en la portada de muchos medios de comunicación”.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *