Giahsa y UHU desarrollan un modelo matemático predictivo de control de calidad en aguas de abastecimiento

La herramienta "predice posibles incidencias en la calidad del agua", facilitando de este modo el control

Estudio_Trihalometanos_01La empresa pública de gestión Giahsa ha desarrollado un modelo matemático predictivo sobre “minimización de trihalometanos en aguas de abastecimiento mediante modelo predictivo global”, estudio realizado en colaboración con el departamento de Química de la Universidad de Huelva y que fue presentado oficialmente en el XII Congreso Español de Salud Ambiental, que se ha celebrado en la Universidad Politécnica de Cartagena. En el referido congreso se abordaron temas sobre la relación entre medio ambiente y salud y se analizaron cuestiones como los problemas de los plaguicidas orgánicos –empleados en un área geográfica tan marcadamente agrícola como la provincia de Huelva– el control de la calidad del agua de abastecimiento o la reutilización de las aguas residuales, entre otras.

Este modelo matemático predictivo, en palabras del Jefe de Servicio de Abastecimiento y Depuración de Giahsa, Antonio Domínguez Tello, es una novedosa herramienta de control sobre la que se viene trabajando en los últimos años. “Nuestra empresa pública demuestra una vez más su compromiso con la investigación y la mejora continua en la calidad sanitaria de abastecimiento que ofrece a sus miles de usuarios”, asegura. Domínguez Tello, que realizó la presentación oral del modelo en el transcurso del Congreso de Salud Ambiental, explica que esta herramienta “predice posibles incidencias en la calidad del agua, lo que permite actuar con anticipación, ajustar los procesos de potabilización y evitar que dichas incidencias se produzcan”.

Mejora del agua de abastecimiento

Así las cosas, la aplicación del modelo predictivo desarrollado facilita el control y contribuye a la mejora del agua de abastecimiento. Los trihalometanos están englobados en los llamados subproductos de la desinfección (DBPs), cuyo control y minimización es de especial interés por su asociación con riesgos para la salud humana. Este tipo de sustancias se producen durante el proceso de desinfección del agua potable, debido a la reacción del cloro con la materia orgánica y otros compuestos inorgánicos presentes o en contacto con el agua. En nuestro país, a partir de la aplicación del Real Decreto 140/2003, se han adaptado todos los procesos de potabilización para garantizar el cumplimiento de los límites normativos.

El modelo predictivo global desarrollado por Giahsa, en definitiva, predice la formación de trihalometanos con errores bajos, adaptándose a diferentes procesos de tratamiento y a distintos sistemas de distribución. Puede ser aplicado además como herramienta para la simulación de la formación de trihalometanos en el proceso de tratamiento y en el sistema de distribución del agua de consumo, y también en los casos de optimización de los procesos de tratamiento en control o mejora de la calidad de agua de consumo, de análisis de costes-riesgos, simulación para ingeniería o evaluación de riesgos sanitarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *