A un solo paso de la gloria en el Mundial

Marta Garrido y María Jesús Dávila en el Mundial de 420 de Japón.

Marta Garrido y María Jesús Dávila en el Mundial de 420 de Japón.

A un paso de la gloria. Esa es la situación tras consumirse la penúltima jornada en el Mundial de Japón en la clase 420. Las regatistas del Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbría no han tenido una jornada plácida. Pero la han salvado como buenamente han podido, sobre todo por el fuerte viento reinante, que no sólo ha afectado a las españolas sino al resto de rivales por el título. Marta Garrido y María Jesús Dávila han completado las dos mangas de hoy arrojando un balance de dos décimos puestos, mitigado por la actuación de las más directas rivales, japonesas y francesas, que no alcanzaron tampoco las primeras posiciones provisionales. Pero además, dada su condición de líderes, tuvieron la opción de descartar uno de los resultados y eso hicieron, por lo que sólo consta en acta un décimo puesto en la jornada de hoy, lo que le sigue concediendo una suculenta ventaja de 12 puntos sobre sus más inmediatas perseguidoras, a falta de la jornada decisiva de este  sábado. Así el asunto, la estrategia está clara: no arriesgar más de lo conveniente y que sean las rivales las  que tengan que poner todo en el agua, con el riesgo que ello conlleva porque puede dar lugar a cometer errores en el afán de superar a las onubenses del RCMTPU.

Salvo catástrofe, Marta Garrido y María Jesús Dávila están a un paso de hacer historia. Después de acabar la regata de hoy, ambas eran extraordinariamente comedidas. “Estamos tranquilas de momento. Pero cuando nos echemos al agua mañana será otra historia. Sólo pensamos en hacerlo bien para poder refrendar el trabajo de tantos días. Ahora no pensamos más allá de mañana. Luego veremos qué pasa, decía una exhausta Marta Garrido.

Queda un día, dos mangas, con doce puntos de diferencia sobre la segunda pareja. Lo mínimo, hacer lo que hagan las rivales para estar tranquilas. Va a ser una noche larga. Pero espera el Sol Naciente. Un título mundial para Punta Umbría, para Huelva y para España. Todos los focos de atención del deporte apuntan a Japón, donde espera la gloria eterna a Marta Garrido y María Jesús Dávila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *