Velas al viento en las playas de Isla Cristina

Kitesurf en Isla Cristina.

Kitesurf en Isla Cristina.

A las inmensas playas, horas de sol para tostarse sin preocupaciones o interminables charlas a la sombra del chiringuito de turno, de algunos, otros, sin embargo, se inclinan por el ocio activo y practican deportes náuticos como el windsurf, kitesurf, paddlesurf, piragua, catamaranes o kayaks, por su cuenta o a través de empresas especializadas. Isla Cristina dispone de una gran diversidad de playas y entornos, cada una con un carácter distinto y diferenciado, que dan cabida, sin conflictos entre ellas y sus usuarios, a diversas actividades. Desde tomar el sol en zonas tranquilas y aisladas, a las playas más bulliciosas con actividades municipales y promocionales de empresas privadas. Otras son elegidas para los seguidores de los deportes náuticos que, de forma segura, se preparan para recibirles.

Hace unas décadas, cuando en las playas isleñas se vieron las primeras velas sobre tablas, comandadas por jóvenes atrevidos que desafiaban al viento y las corrientes, solo se hablaba de moda pasajera. Entonces, nadie podía prever que en un futuro, además de una afición, incluso pasión, podría convertirse en profesión y fuente de riqueza para la localidad.

Lo que comenzó como diversión de unos pocos, contados con los dedos de la mano, fue creciendo exponencialmente, y casi de forma contagiosa, como hongos dirían algunos, proliferaron velas y tablas. No exentas de polémicas al principio, por ser algo nuevo que llegaba para usurpar los espacios del bañista, el tiempo, la aceptación del inexorable progreso y cesión por parte y parte, conseguiría, finalmente, que todos disfrutaran de sus aficiones, sin molestias, ni fruncir el ceño.

Windsurf en Isla Cristina.

Windsurf en Isla Cristina.

En la actualidad son muchos los jóvenes, y otros no tanto, que asiduamente practican su deporte o afición favoritas en las marismas y playas isleñas. O mejor dicho, en alguna de esas playas, porque el ayuntamiento, como es preceptivo por ley, acota zonas por donde deben salir y entrar desde la orilla, quedando el resto fuera de navegación por seguridad de los bañistas y de ellos mismos.

Para aquellos que quieran iniciarse, el municipio cuenta con diferentes clubes y empresas privadas que les acercan o perfeccionan en estas técnicas deportivas. Así, en Playa Central se ubica una experimentada Escuela de Vela donde se enseña la práctica del windsurf, kitesurf y manejo de catamaranes, bien proveyendo los materiales necesarios para practicarlos, tienda donde adquirirlos o recibir clases con su propia tabla o embarcación.

Un poco más allá, en la conocida como Playa de Icona, este verano se ha instalado una nueva empresa dedicada exclusivamente al kitesurf. Con monitores altamente cualificados, viajeros de playas ventosas y mentes naturistas, enseñan con profesionalidad en un deporte tan complicado como bello de admirar. De iguales servicios, otras escuelas con prestigioso palmarés, se instalan en la Playa de Islantilla, ofreciendo un amplio abanico de posibilidades, avalados por los premios nacionales e internacionales de algunos de sus alumnos que allí comenzaron.

Y si todas estas modalidades gozan de muchos seguidores, quizás la que más está creciendo, por novedosa y cómoda de practicar, es el paddle-surf. Esta variante del windsurf, sin vela y con remo, es accesible para cualquier persona, complexión física y edad, sin límites en su práctica ya que aglutina desde los iniciados hasta los deportistas de élite que lo practican en condiciones extremas.

Pero si se prefiere algo más relajado, con menos esfuerzo físico y disfrutar con tranquilidad de parajes naturales protegidos, se puede optar por las excursiones en kayaks. Se organizan salidas por las Marismas de Isla Cristina, sus esteros y caños de la Ría Carreras. Y la relajante experiencia no se quedará solo en la faceta deportiva, que no es poco, sino también la didáctica, ya que los monitores se afanan en explicarles a los alumnos el entorno que observan, avifauna e historia de los lugares visitados.

Y es que el litoral isleño, por su geografía y climatología, se encuentra entre los preferidos por los usuarios a estos deportes de vela y remo, contando con condiciones inmejorables para su práctica. En primavera y verano, gracias a la suavidad de las temperaturas, del agua y aire, junto con los vientos térmicos del norte, por las mañanas, y de poniente por las tardes, con velocidades de entre los 12 y 20 nudos, ofrecen situaciones idóneas para los iniciados. Ya el otoño e invierno están reservados para los más experimentados, que esperan con ansias las borrascas atlánticas que generan fuertes vientos y olas.

Por todo esto, las playas isleñas son las elegidas como escenarios naturales para campeonatos regionales, nacionales e internacionales, tanto de windsurf como de kitesurf, cuyos organizadores valoran de forma muy positiva la amplitud de las playas de arena, la ausencia de paredes o acantilados y de rocas cercanas a la orilla que pondrían en peligro la navegabilidad, así como la amplia oferta hotelera y de restaurantes que consigue absorber a los cientos de competidores, equipos y seguidores que les acompañan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *