Cartaya solicita la no aplicación de la subida del IBI para 2016

El Pleno ordinario que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Cartaya ha aprobado una moción de la Alcaldía solicitando a la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, que no aplique la actualización de los valores catastrales de las viviendas de la localidad en 2016, tal y como tiene prevista el organismo estatal. Según explicó el primer edil, se trata de una medida consecuencia directa del proceso de revalorización del valor catastral de los inmuebles urbanos que ha puesto en marcha a nivel nacional el Ministerio con el objetivo de actualizar paulatinamente estos valores para acercarlos al valor real de las viviendas. En el caso de Cartaya, donde no se habían revisado los inmuebles desde 1998, este valor se encuentra entorno al 30% y se establece una subida paulatina del 10% hasta alcanzar el 50% del valor real de las viviendas. “Lo que pretendemos es poner los mecanismos a nuestra disposición para minimizarla y compensarla de cara a 2016 y posteriores, y uno de ellos es solicitar la no aplicación en 2016 hasta que la mejora de la situación económica del Ayuntamiento nos permita amortiguarla”.

En este aspecto hizo especial hincapié la portavoz del Equipo de Gobierno, María del Carmen García, que aclaró que “el Ayuntamiento no ha tocado en los últimos 4 años el tipo de gravamen de competencia exclusivamente municipal, que se sitúa en el 0,85% de ese valor catastral, y que de momento no puede hacerlo por imperativo del Plan de Ajuste Municipal, que recordemos es un crédito que solicitó este Ayuntamiento para hacer frente al pago de los 13,5 millones de euros de deuda a proveedores con los que nos encontramos”. “Para acceder a este dinero que nos ha prestado el Estado, -prosiguió- que nos ha permitido pagar a muchos empresarios cartayeros a los que se les debía facturas desde hacía incluso más de cuatro años, el Ayuntamiento tiene que acatar las condiciones que les impone quien le presta el dinero, y entre esas condiciones está la de no rebajar el tipo de gravamen municipal del IBI, y tampoco podemos implantar bonificaciones fiscales”. Acusó en este sentido a la Oposición de “actuar con demagogia y de aprovecharse de la situación para manipular la realidad y ocultar a la ciudadanía una parte sustancial de la verdad”.

En esta línea, el alcalde aseguró que “hemos puesto en marcha los mecanismos necesarios para intentar evitar la próxima subida en 2016, y arbitrar medidas correctoras que nos permitan hacer más llevadera la situación a la ciudadanía en este año 2015”. Así, detalló, “hemos puesto a disposición de la ciudadanía el Departamento de Catastro del Ayuntamiento, así como el Departamento de Economía, al que se pueden dirigir los ciudadanos para solicitar el fraccionamiento del pago y desde donde se estudiarán las facilidades oportunas y necesarias en función de la situación económica de las familias”.

La responsable económica del Consistorio resaltó al respecto que “además, desde el Área de Servicios Sociales hay una partida económica importante que se destina a ayudas sociales para ayudar precisamente a las familias más necesitadas que no puedan hacer frente a este tipo de pagos”. La moción fue aprobada con el voto favorable del Equipo de Gobierno (ICAR, PP y PA), y del Grupo Municipal Socialista, y la abstención de IU.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *