Las obras de reparación de la parroquia de Moguer marchan a buen ritmo

Las obras de la primera fase del proyecto de restauración y mejora que se está desarrollando en la iglesia parroquial de Moguer están cumpliendo los plazos previstos y podrían finalizar en poco más de seis semanas. En principio la actuación pretende subsanar los graves desperfectos en bóvedas y cubiertas.

El alcalde Gustavo Cuéllar, y varios miembros del equipo de gobierno y de los servicios técnicos municipales, han  visitado esta mañana las obras de restauración que se están ejecutando en la cubierta y las  bóvedas del emblemático edificio. Acompañados  por el párroco José Manuel Raposo, representantes de la comisión que supervisa esta importante actuación y responsables de la dirección del proyecto, los miembros del consistorio han conocido de primera mano los trabajos que se están ejecutando para reparar los graves daños que presentaba la cubierta del templo arciprestal, así como las distintas  cúpulas con las que cuenta  el edificio, unos desperfectos que se traducían en importantes filtraciones con un cada vez mayor problema de humedades que afectaban ya a la mayor parte de la parroquia.

En esta primera fase del proyecto general de restauración previsto para el edificio se están invirtiendo 300.000 euros, financiados al 50% por el Obispado de Huelva y el Ayuntamiento de Moguer según el convenio suscrito en su día.

La empresa moguereña  Loygo, ganadora del concurso público realizado para la adjudicación de las  obras, es la que está desarrollando estos trabajos que contemplan una reparación y revestimiento integral de la cúpula principal del templo, la renovación de otros elementos dañados en la estructura, y la renovación total de la cubierta sur de la parroquia cuyo estado de conservación era muy deficiente, lo que ha  llevado a sustituir  la vieja cubierta de madera gravemente dañada y con evidente peligro,  por una nueva realizada en material.

Los concejales de Urbanismo, Rocío Domínguez, y de Turismo, José Antonio Rodríguez, acompañaron al primer  mandatario moguereño en su visita a la cúpula del templo, durante la que pudieron apreciar el cuidado acabado de unos  trabajos que pretenden mejorar la seguridad  y poner en  valor  esta iglesia parroquial de  Ntra.  Sra. de la Granada, única de la provincia con cinco naves y sin duda  el templo onubense  más importante.

Entre los requisitos más valorados en el pliego de condiciones para la adjudicación del proyecto, se pedía a las empresas concurrentes que la mano de obra contratada  fuese en la medida  de lo posible  de personas en paro, un requisito del que Loygo realizó un especial cumplimiento que le llevó, entre otras cuestiones técnicas y económicas, además del  hecho de tratarse de una empresa moguereña, a que se eligiese su oferta  por encima de otras.

Entre  8 y 10 personas, la mayoría de Moguer, están trabajando en esta primera fase del proyecto  de restauración que podría  estar concluida a  finales del próximo mes de septiembre si continúa el  mismo ritmo de  trabajo que hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *