El Consejo Local de la Mujer recuerda a las seis víctimas de violencia de género del mes de julio

El Consejo Local de la Mujer ha mostrado su rechazo a las víctimas como consecuencia de la violencia de género en el mes de julio. Un mes que, según ha recordado la concejal de Servicios Sociales, Alicia Narciso, ha sido “especialmente crudo, ya que seis mujeres han perdido la vida como consecuencia de la violencia machista”.

Así, el mes de julio suma hasta el momento el mayor número de víctimas de 2015, casi un cuarta parte del total de  mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, y que a día de hoy asciende a 24, tras el caso de Castelldefels.

Desde el Consejo Local de la Mujer de Huelva se condenan estos crímenes y se hace una llamada de atención a todos los ciudadanos para que denuncien los casos que fueran de su conocimiento, recordando sobre todo a las mujeres que existe un teléfono, el  061, que no deja huella de la llamada.

Hasta ahora, los meses de este año con más víctimas de la violencia machista habían sido marzo, mayo y junio, con cuatro mujeres asesinadas; seguidos por junio, con tres; enero y febrero, con dos; y abril, con una. Y Andalucía continúa siendo la comunidad autónoma con un mayor número de víctimas, un 21,7 por ciento.

De las 24 mujeres asesinadas en lo que va de año, en solo 4 casos había denuncia. Además, dos de ellas pidieron y obtuvieron medidas de protección y una de ellas contaba con medidas de protección en vigor y en uno de los casos se quebrantaron dichas medidas con consentimiento de la víctima.

Atendiendo a la nacionalidad de las víctimas, 17 eran españolas y 6 de otros países. Por edad, el 30,4%% de las fallecidas tenía entre 21 y 30 años. El 69,6% de ellas convivía con su asesino mientras que una docena se encontraban separadas o en fase de ruptura.

El número de menores que han quedado huérfanos a lo largo de este año como consecuencia de la violencia de género asciende a 23. En cuanto a los agresores, el 78,3% de ellos son españoles, en su mayoría de 41 a 50 años (34,8%). Siete de los 23 asesinos se suicidaron y tres lo intentaron.

En el mes de julio una mujer en Santa Cruz de La Palma moría después de que su expareja la rociera en un comercio con líquido inflamable y le prendiera fuego; y otra mujer de origen rumano, de 22 años, perdió la vida en la localidad de Arganda del Reya apuñalada por expareja, que se ahorcó tras el crimen.

También una mujer española de 30 años y su pareja fueron asesinados a tiros en el pueblo de Arbo en Pontevedra,  presuntamente por el excompañero de la víctima, con antecedentes de maltrato. En Asturias un hombre de 65 años acabó con la vida de su mujer de 68 años de edad y luego se suicidó. Y, por último, una mujer de 60 años de la localidad malagueña de Mollina fue hallado en su vivienda con signos de violencia junto al cuerpo de su expareja, que se había suicidado.

El último caso se produjo el 31 de julio, cuando una mujer fue presuntamente degollada por su expareja sentimental en la localidad mallorquina de Sant Jordi.

Asimismo, actualmente existen cuatro casos en investigación en Alicante, Baleares, Málaga y Asturias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *