Jóvenes de la Diócesis de Huelva participan en un encuentro europeo

11363759_1516726821950749_1128643289_nEntusiastas y comprometidos. Así es como define el director del Secretariado de Pastoral Juvenil de nuestra Diócesis, Héctor Manuel Sánchez Durán, a los jóvenes, casi un centenar, que el pasado domingo, 9 de agosto, regresaba de Ávila en dos autobuses repletos que habían partido unos días antes hacia las tierras castellanas de Ávila para participar de un encuentro eclesial e internacional convocados por el acontecimiento del Año Jubilar Teresiano e inspirados por una de sus célebres frases: En tiempos recios, amigos fuertes de Dios.

Jóvenes de Trigueros, Isla Cristina, Huelva, Escacena del Campo, Bollullos del Condado, Paterna del Campo, Punta Umbría, Aracena, Campofrío, Rociana del Condado, Beas, Aljaraque, Lepe, Comunidad Pueblo de Dios y San Bartolomé de la Torre que han mostrado “la vitalidad de nuestra Iglesia, donde más que su futuro son ya un presente lleno de entusiasmo y compromiso. Chicos y chicas con los gustos y preocupaciones de cualquier otro de nuestro tiempo, pero tocados en su corazón por Jesús de Nazaret y su propuesta para un mundo que, también hoy, puede encontrar en el Evangelio la respuesta a sus retos actuales y a las dificultades del momento”, ha expresado Sánchez.

En Ávila, se han unido a los 6.000 jóvenes llegados de todas las diócesis españolas y de algunas diócesis europeas para vivir una aventura junto a la Santa abulense, un camino de profundización en la amistad con Dios y entre los propios jóvenes. Todo ello, a través de una serie de actividades de tipo formativas, culturales, lúdicas… que han llenado las plazas y calles de la capital más elevada de España, por su altitud y por ser cuna de grandes maestros de la espiritualidad.

El pabellón deportivo San Antonio ha sido el centro de alojamiento de los peregrinos venidos de la diócesis andaluzas, exceptuando Málaga, desde donde los participantes onubenses partían cada mañana, con sus mochilas provistas de todo lo necesario para vivir una intensa jornada llena de experiencias y mucha convivencia entre ellos. Un amplio programa les ha acercado a la belleza de la Catedral del Salvador, al templo-fortaleza de estilo románico y gótico francés, mejor conservado de toda Europa; o las tres sedes en Ávila de la muestra “Las Edades del Hombre”; o los lugares teresianos por antonomasia: el Convento de La Encarnación, donde Santa Teresa ingresó como carmelita; el Convento de San José, su primera fundación; el llamado Convento de la Santa, edificado sobre su casa natal. Además, nuestros jóvenes han participado de talleres, gymkhanas y otras actividades lúdicas, junto con oraciones, celebraciones litúrgicas y catequesis, compaginando de esta manera las dimensiones lúdica y espiritual de este encuentro.

Las noches han supuesto el momento más festivo de cada día. Frente a la impresionante estampa del Lienzo Norte de las murallas que rodean la ciudad medieval, un gran escenario por donde han desfilado artistas cristianos como Migueli, Unai Quirós, Toño Casado o Jesús Cabello, con la excepcional participación de artistas de gran reconimiento como el humorista jienense Santiago Jiménez o cantantes como la gaditana Merche o el malagueño Pablo López.

Los actos centrales de este encuentro comenzaron con la Vigilia de Oración de la noche del sábado, 8 de agosto. En un ambiente de absoluto recogimiento, resonó con especial fuerza las palabras de Mons. Xavier Novell, el joven obispo de Solsona, que han quedado impresas en el corazón de los jóvenes presentes: “a ti, como podría explicarte cuánto y cómo te amo. A ti, que eres de la generación del smartphone. Tú que a través de este sorprendente aparato, haces todo – te relacionas, estudias, te desplazas, miras tus series favoritas, hasta me rezas -. Tú que estos días has perseguido un enchufe como un loco. Tú que cuando llegas a un lugar, lo primero que miras es si tienes wifi. Mira, tú eres como el móvil y yo como tu fuente de energía y cobertura. Tú, sin mí, no puedes hacer nada, eres un trasto inteligente pero inútil. Tú, sin mí, te apagas. Tú, sin mí, no llegas, te quedas muy corto. Tú, sin mi amor, te agotas y no das para más”.

Con la celebración de la Santa Misa, presidida por el Card. Ricardo Blázquez, presidente de la CEE y concelebrada por numerosos obispos y sacerdotes presentes, quedó clausurado este encuentro. En su homilía, Ricardo Blázquez pidió a los jóvenes que, en estos tiempos en los que se ven afectados de forma especial por la reciedumbre particular del desempleo, amplio y duradero, caminen “con decisión, esfuerzo, esperanza y paciencia. Abrázate a Jesucristo que es Luz, Fuente, Camino, Pan, Amigo que nunca falla”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *