La DOP ‘Jabugo’ defiende el cambio del etiquetado ibérico

Guillermo García-Palacios critica que se denominen 'ibéricos' algunos productos que no proceden de cerdos 100% de esta raza

Jabugo cerdo ibéricoEl presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Jabugo’, Guillermo García-Palacios, ha incidido este martes en la importancia de que el producto ibérico cuente con el etiquetado que le corresponda, de manera que el consumidor disponga de “toda la información y la verdad” sobre el producto que va a degustar, así como defiende que haya campañas de control y se sancione a los que no cumplan la norma de calidad del ibérico.

En declaraciones a Europa Press, García-Palacios considera, como ha solicitado la formación Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, que es preciso que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) modifique las normas del etiquetado de los productos ibéricos, recogidas en un real decreto de enero de 2014, de manera que “no se llame ibérico a lo que no lo es”, ha explicado.

De este modo, ha criticado la decisión del Ministerio de Agricultura de permitir que se denominen ‘ibéricos’ algunos productos que no proceden de cerdos 100% de esta raza. Se trata de que los productos derivados de los animales de la raza ibérica sean fielmente identificables para el consumidor.

En este sentido, cualquier cruce debe ser identificado con “veracidad al consumidor”, de manera que, en ningún caso, pretenden la eliminación o limitación en la producción de otras variedades, “pero no podemos admitir que se confunda al ciudadano”.

“Desde la DOP Jabugo somos partidarios de que se diga la verdad porque el consumidor tiene derecho a conocer lo que va a comer”, ha enfatizado, antes de recordar que en otras comunidades autónomas como Castilla y León, Cataluña o Murcia se produce, por ejemplo, un cruce de duroc con ibérico, lo que, a su juicio, debe especificarse en la etiqueta.

Ha precisado que hay dos cuestiones que se deben tener en cuenta: la raza y la calidad de la alimentación que recibe el animal, por lo que desde la DOP ‘Jabugo’ apuestan por producir 100% ibérico de bellota (que tiene la etiqueta negra) con el fin de que se identifique ‘Jabugo’ con la variedad que es “la máxima calidad”.

De este modo, García-Palacios ha indicado que el duroc es de raza blanca cárnica, la cual “engorda rápido y de la que se saca mucho rendimiento”, mientras que, a su juicio, “la calidad precisa tiempo”.

Por ello, defiende “la libertad para el ganadero o industrial cárnico para producir lo que considere pero siempre dejando claro al consumidor lo que va a comer y contando éste con toda la información”.

Convencido de que el ciudadano merece un etiquetado “específico y claro”, ha sostenido que es esencial que “no se cree confusión” para que siempre se conozca si el producto proviene de cerdos cruzados o cebados con piensos industriales, o qué porcentaje de raza ibérico tienen o bien, la alimentación que han tenido.

CAMPAÑAS DE CONTROL

De otro lado, sobre la campaña emprendida por la Consejería de Salud, a través de sus servicios provinciales de Consumo, de inspección en comercios minoristas para controlar los productos ibéricos, así como el cumplimiento de las normas referentes al correcto etiquetado e información de su composición, García-Palacios ha remarcado que la DOP Jabugo es partidaria de que se realicen todos los controles para que la norma se cumpla.

No obstante, ha apuntado que “el control sin sanciones no sirve” y ha asegurado que Castilla y León en su día trató de que “echar la norma abajo porque la etiqueta negra para el 100% ibérico de bellota le perjudicaba y ahora ¿sancionará a sus industriales si no cumplen la norma?”, se ha preguntado de manera retórica.

Así, ha hecho hincapié en la importancia de que en la Mesa del Ibérico (órgano a nivel nacional donde se reúnen las comunidades autónomas y la interprofesional del sector) aborden este tema porque “el control es necesario y también la sanción” con el fin de que “se cumpla la normativa y se den todas las garantías” de consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *