Manifestación en Matalascañas para pedir playas para mascotas

perro-turista-en-la-playa1La asociación La Sonrisa Animal (LASA) de Brenes (Sevilla) y la asociación Animaliüs han convocado para este sábado una manifestación en el núcleo costero de Matalascañas, –núcleo perteneciente al municipio de Almonte–, para pedir playas para mascotas.

La movilización se llevará a cabo a las 12,00 horas en la zona de Caño Guerrero de Matalascañas con el fin de protestar por la prohibición por parte de la Junta de Andalucía de las playas adaptadas para mascotas.

Con ello, quieren exigir a la Junta de Andalucía que permita a los ayuntamientos que se habilite la entrada de los perros a las playas. “Ellos disfrutan como nadie de la arena, el agua y las olas. Y siendo cívicos y responsables los perros no tienen porqué suponer un problema en las playas”, recuerdan.

Del mismo modo, desde esta asociación consideran que “se ha demostrado que es perfectamente compatible con la salubridad pública como se pone de relieve en las decenas de playas adaptadas españolas que existen desde 2010”.

“Con esta concentración queremos protestar ante la aplicación de un reglamento caduco, que hace que en Andalucía seamos los más retrógrados en cuestiones de bienestar y derechos de los animales, mientras que el resto de comunidades siguen avanzando”, han proseguido.

Por su parte, la asociación LASA y Animaliüs han elaborado un manifiesto conjunto en el que lamentan que la Junta de Andalucía determinara hace unas semanas que “las playas caninas no estarían permitidas en Andalucía”, con excepción de que resulte preciso para el desarrollo de actividades debidamente autorizadas por la autoridad sanitaria competente.

Según han remarcado ambas asociaciones, la normativa andaluza ha afectado a todos los municipios Andalucía, por lo que “el Gobierno autonómico, en lugar de seguir avanzando como el resto de España en la protección del bienestar y la ampliación de los derechos de los animales de compañía y de sus propietarios, retrocede 17 años y decide, aplicando una norma hasta el momento “olvidada”, prohibir a los ayuntamientos que voluntariamente, en uso de sus facultades, determinaran en sus ordenanzas la habilitación de playas caninas”.

POSTURA “RETRÓGRADA”
“Todo esto resulta sorprendente y retrógrado, pues las normas con rango de ley tanto estatales como autonómicas solo establecen las bases para asegurar la salubridad de las playas, y las normas administrativas competencia municipal han podido regular este aspecto de forma adecuada, haciendo compatibles la seguridad y salubridad de las playas, con su uso y disfrute por parte de los ciudadanos que deseen acudir con sus animales de compañía”, continúan.

Así pues, en la temporada de verano de 2015, las 14 playas habilitadas para mascotas por los ayuntamientos andaluces han sido “prohibidas”, al decidir “recuperar” el gobierno de la Junta un reglamento administrativa, que lo que necesita es “ser modificado, en lugar de aplicado de forma incongruente”.

Han exigido al Gobierno andaluz, y en concreto la Consejería de Medio Ambiente, se retracte de la citada prohibición dirigida con fecha 17 de junio a los Ayuntamiento de los municipios que tenían habilitadas playas para perros, y de forma inmediata se proceda a la modificación del decreto de 1998 de 13 de octubre, adaptándolo a la situación actual y “no invadiendo las competencias municipales en la materia, establecidas por norma de rango superior, la Ley de Bases de Régimen Local”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *