Congreso Internacional de Cambio Climático

La recaudación por la venta de los 2.000 ejemplares del grabado más antiguo de La Cinta tendrá fines benéficos

1

Grabados Virgen de la Cinta.jpgEl alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha presentado esta mañana la reproducción de un grabado de la Virgen de la Cinta, que data del año  1732, y que ha podido llevarse a cabo gracias al acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de Huelva y Cepsa, y con la cooperación de la Hermandad de La Cinta.

Una importante obra que, como ha destacado el alcalde, “procede del fondo documental, hemerográfico y pictórico donado al Archivo del Consistorio por el poeta e historiador onubense Diego Díaz Hierro, y se trata del primer grabado conocido de la Virgen de La Cinta, alcaldesa perpetua de la ciudad, superando en antigüedad a los de otras vírgenes de las que también se han conservado grabados, como las de la Bella en Lepe y del Rocío en Almonte”.

De esta forma, con motivo de estas Fiestas, para la realización de esta edición se ha llevado a cabo una restauración digital, lanzando un total de 2000 ejemplares de este grabado, que pueden adquirirse ya por 10 euros en la Casa Hermandad de La Cinta, estando destinada la recaudación que se obtenga a su obra social y fines benéficos.

Hay que destacar que este grabado reproduce la pintura mural original que se conserva en el santuario de la Patrona de Huelva, de fines del siglo XV, como el propio santuario. En él María viste túnica con estampación floral, probablemente jacintos, ajustada al talle con cíngulo dorado y manto azul volado con decoración vegetal en oro cincelado y vueltas rojas. En la mano izquierda muestra una granada, símbolo de su maternidad eclesial. El niño Jesús aparece desnudo y calzando zapatos de oro, en claro simbolismo que alude a la leyenda, y porta en sus manos una cinta.

Compartir.

1 comentario

  1. El pobriño dirigente onubense de IU Pedro Jiménez, tras sus conocidas declaraciones de oposición a cualquier colaboración del Ayuntamiento con la Iglesia Catolica, va de disgusto en disgusto y de sofocón en sofocón. D. Gabriel, con buen y acertado criterio, ha decidido hacer oídos sordos a tan absurda posicion.

Leave A Reply