¿Por qué no llegó el nueve?

Paco Morán(Texto: Paco Morán) Oyendo la radio y leyendo la prensa, parece que me he montado en la máquina del tiempo y he retrocedido a principios del mes de agosto. Leo y oigo, que el Recre sigue a la caza y captura del nueve que venga a dar la esperanza de goles, en un equipo con muchas carencias ofensivas.

Pero en tiempo presente y cuando han pasado ya cinco partidos oficiales, perece que aún estamos en julio o agosto cuando los equipos cierran sus plantillas. Creo que no hay duda del porqué el Decano aún no ha podido hacerlo.

A mí no me sorprende esta situación que ha dejado el Recre sin una pata importante como es la de tener los puestos de la delantera bien cubiertos.

Si desde el mes de julio, pasando por agosto y concluyendo a medios de septiembre, Toledano no ha firmado a un nueve, no ha sido porque no haya dado con ninguno en el mercado. No. Seamos consciente de que el dueño o dueños del Recre no tienen ni para tomar café. Esa es la única razón por la cual a estas alturas de la competición, el delantero centro no ha llegado.

Podrán darse miles de argumentos diciendo que es un puesto es muy especial y que no hay que precipitarse. Puedo comprar ese argumento pero no me lo como.

Toda esta situación económica por la que atraviesa la entidad, no me sorprende en absoluto. Ya le dije a Comas hace tres años en una entrevista que le hice en directo, que si sabía que se metía en una empresa ruinosa llamada fútbol y en un club que vive en una ciudad con alta tasa de paro y nula actividad empresarial grandilocuente. Comas me dijo que yo no sabía de esto y que me demostraría que invertir en el Recre era rentable.

Desgraciadamente el tiempo me dio la razón. Y no por ser un lumbreras en economía. Sólo tuve que aplicar el sentido común una vez que supe que Comas y Víctor Hugo, estaban tiesos y que fracasarían en su intento de reflotar una empresa sin hacer una gran inversión.

Tres años después y mientras el tiempo no me demuestre lo contario, estamos igual: unos dueños sin dinero y una categoría inferior con pocas posibilidades de ingresar dinero. Sé que el dueño del Recre, Pablo Comas, no cejará en su empeño de hacer rentable al Decano como producto de inversión para inversores a día de hoy inexistentes.

El camino plácido del Recre pasa por una importante inyección económica que a día de hoy no se ha producido.

Seguiré esperando con impaciencia que sea verdad lo del grupo no inversor mejicano y en breve, como comentan desde la entidad, el Recre alcance la viabilidad que todos celebraríamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *