Finalizada la primera fase de la restauración de la parroquia de Moguer

En los últimos días han finalizado los trabajos contemplados en la primera fase del proyecto de restauración que se viene ejecutando en la iglesia parroquial de Moguer. El  Obispado, propietario del edificio, y el Ayuntamiento de la ciudad, han sufragado al 50% el presupuesto de 300.000 euros de las obras.

Técnicos y párroco en la comparecencia realizada en la parroquia.

Técnicos y párroco en la comparecencia realizada en la parroquia.

Miembros de la comisión de restauración creada para desarrollar el gran proyecto que se ejecuta en la parroquia de Nuestra Señora de la Granada, explicaron hace unos días en el mismo templo arciprestal las características de los trabajos realizados en esta primera fase, en un acto que contó con la asistencia de cientos de moguereños y moguereñas entre los que se encontraba una amplia representación municipal con el alcalde Gustavo Cuéllar a la cabeza.

Tras las palabras de bienvenida y agradecimiento a los colaboradores y patrocinadores por parte del párroco José Manuel Raposo, los arquitectos y técnicos que han participado en la redacción del proyecto y la ejecución de las obras, explicaron las características de una intervención que ha tenido como prioridad resolver los graves problemas de humedad que presentaban tanto la cúpula del edificio como varias de sus cubiertas.

Una de las intervenciones más importantes ha sido la renovación de la cubierta epistolar del templo, donde las cabezas de las antiguas vigas de madera se encontraban podridas  en su mayoría, y han sido sustituidas por vigas metálicas realizándose además una  impermeabilización de toda esa zona del edificio.

Según el equipo técnico del proyecto, la actuación más importante ha sido la ejecutada en la cúpula central, cuyo estado de conservación era muy delicado, al presentar un elevado nivel de humedad por condensación debido a la falta de ventilación de la estructura, y a la existencia de hasta 16 grietas distintas, algunas de ellas de varios centímetros de grosor, lo que amenazaba seriamente la seguridad de la construcción. Para solucionar estos problemas se han rellenado las grietas con resina a presión y se ha reparado todo el interior con morteros estructurales, abriéndose también los óculos que tenía originalmente la cúpula y que, no se sabe muy bien porqué, se encontraban tapados, lo que contribuía a la condensación de la humedad. Asimismo a unos seis metros de altura se han abierto nuevos pasos de aire que facilitan la ventilación natural de este singular elemento arquitectónico.

Los trabajos en la cúpula se han completado con la reparación de las vidrieras de colores de los balcones y con el enfoscado de cal blanca de la estructura, que parece ser, según las catas realizadas para ver las distintas intervenciones realizadas en el edificio a lo largo de la historia, era el revestimiento original de la parroquia.

En este sentido los miembros de la comisión comentaron que la actual Ley de Patrimonio considera que «la restauración de un edificio es devolverlo a su estado original, y si el color primitivo era mortero  blanco, nuestra obligación es utilizar también este material en su acabado, y esto no significa de ningún modo entrar en polémicas con quienes manifiesten una opinión distinta, sino simplemente nos limitamos a cumplir con la normativa».

Tanto la cúpula como la cubierta de la epístola presentaban un peor aspecto del esperado, por lo que se ha producido una desviación en el  presupuesto inicial de la primera fase de unos 45.000 euros. En este sentido hay que comentar que el Ayuntamiento de Moguer aprobó en su presupuesto anual destinar otros 90.000 euros a la continuación de las obras de la parroquia, de los cuales, la mitad ha debido invertirse en esta desviación presupuestaria destinada a la primera fase.

Los trabajos de restauración del edificio continuarán en su segunda etapa con la terminación de los daños en las cubiertas,  y la reparación de desperfectos desde la parte alta hasta el suelo del templo donde se realizará  también una actuación para evitar las filtraciones por capilaridad que también afectan a su estructura, unos trabajos que pretenden reanudarse en unos meses dependiendo de los recursos económicos de los que se disponga.

Actuacion Coro Amadeus.

Actuacion Coro Amadeus.

Actuación musical benéfica

Con el objetivo de festejar la finalización de la primera fase de las obras y también de recaudar fondos con destino a la continuación del proyecto, el pasado viernes se celebró en la iglesia parroquial un  concierto benéfico en el que el Coro de Cámara Amadeus de Huelva ofreció un completo programa que fue muy  aplaudido por el público asistente. Esta formación que integran un octeto vocal, una voz solista y un pianista acompañante, actuó de forma desinteresada y demostró la calidad y profesionalidad de sus componentes, con un programa artístico en el que se alternaron las composiciones de carácter religioso de autores como Bach, Lotti o Mozart, con otros temas del acervo popular.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *