Aqualia reclama tres millones de euros al Ayuntamiento de Moguer

El alcalde asegura que "se defenderá" de la demanda interpuesta por la empresa

Limpieza de imbornales en Moguer.

Imagen de archivo de una limpieza de imbornales desarrollada por Aqualia en Moguer.

El alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar (PSOE), ha asegurado este miércoles que “se defenderá” de la demanda interpuesta por la empresa Aqualia, –encargada de la gestión del ciclo del agua en la localidad–, que le demanda tres millones de euros correspondientes al diferencial entre entre los costes que genere el servicio y la facturación real de los clientes del municipio.

En declaraciones a los periodistas el alcalde se ha referido a la noticia que adelanta el diario ‘Huelva Información’ sobre esta cuestión y ha asegurado que se niega a incrementar las tarifas a los ciudadanos tal y como exige la empresa y ha apuntado que el ente local ha contratado los servicios de un gabinete jurídico especializado en concesiones administrativas y otro gabinete técnico exclusivamente especializado en la gestión del ciclo integral del agua, así como cuenta con los recursos propios para abordar esta demanda.

El primer edil ha explicado que no cuestiona el procedimiento de la concesión realizada por el anterior equipo de gobierno (PP), pero sí duda de “la eficacia y rentabilidad” de la gestión puesto que “la empresa quiere un negocio jurídico y económico y el único interés es el beneficio industrial a toda costa”.

No obstante, ha sostenido que “a día de hoy se está demostrando que el vecino necesita una consideración en un servicio que es básico” y, a su juicio, eso no se pone de manifiesto con la postura de la empresa, la cual ha reclamado por la vía de lo contencioso-administrativo esos tres millones relativos al periodo de 2010 a 2015.

Tras criticar que con las anteriores empresas públicas “no se daban tantas averías”, Cuéllar ha explicado que la “estrategia” del anterior equipo de gobierno fue recibir “siete millones de euros” por parte de Aqualia por la concesión del servicio “pero el Ayuntamiento ha de devolverlos capitalizados en los próximos 25 años y cada año lo debe devolver incrementando la tarifa”.

“En un primer momento nos pidieron un alza del 32 por ciento, después del 50,5 por ciento y a día de hoy un incremento en la cuota tarifaria de un 42 por ciento, al que nosotros nos negamos porque hay que justificar esa subida”, ha enfatizado el primer edil.

Cuéllar ha señalado que desde la empresa “sólo están buscando el negocio olvidándose de algo muy importante como es el riesgo empresarial que asumen las empresas que llevan un servicio público”. A su entender, Aqualia, “no asume ese riesgo porque el Ayuntamiento le garantiza anualmente 500.000 euros más dos millones que factura”, por lo que “dónde está el riesgo empresarial de Aqualia”, se ha cuestionado.

El alcalde moguereño considera que “con los intereses esos siete millones que dieron al Ayuntamiento alcanzarán los 13 millones”, al tiempo que ha sostenido que el Consistorio va a defender “con intensidad” sus intereses.

Por último, ha señalado que el coste medio de una familia de cuatro personas es de unos 50-60 euros de manera bimensual y “lo que pretende Aqualia es que ascienda a los cien euros”, aspecto que no comparte puesto que el Consistorio apuesta por una reducción de impuestos y “no castigar al ciudadano”.

RESPUESTA A AQUALIA

Por su parte, fuentes de Aqualia han indicado a Europa Press que la la última propuesta que se trasladó al Ayuntamiento en marzo para aplicar al sexto año de contrato era de un 32,84 por ciento.

Asimismo, han apuntado que las actualizaciones de tarifa que Aqualia propone para equilibrar el servicio se solicitan en base a “lo que el Ayuntamiento estipuló en el pliego de condiciones, que fue lo que se firmó en el contrato de concesión”.

En concreto, han precisado que estas propuestas de actualización de tarifas vienen motivadas por la actualización anual del IPC, el aumento del precio de la energía eléctrica, así como el aumento del precio del agua que Aqualia compra en alta a Giahsa, que cuenta con una subida de más del diez por ciento desde que Aqualia gestiona el servicio; y el déficit de ingresos originado en el servicio como consecuencia del desfase entre los datos fijados por el Ayuntamiento en la fase de oferta y la realidad.

Además, recuerdan que desde los inicios del contrato, en el año 2010, las tarifas municipales sólo han tenido una actualización, en el año 2013, que fue de un 7,2 por ciento, “insuficiente para cubrir los costes del servicio”; mientras que la energía eléctrica supone algo más del cinco por ciento de los costes del Servicio Municipal de Aguas; y la compra de agua aproximadamente un 30 por ciento. Con estos datos, desde Aqualia remarcan que “se explica que el Servicio Municipal de Aguas de Moguer acumule un déficit de más de tres millones de euros”.

Por ello, inciden en que se acogen al cumplimiento del contrato, y solicitan una revisión de su retribución y una propuesta de actualización de las tarifas del servicio. “Tarifas que actualmente son, según número de habitantes y consumo realizado, entre un 53 y un 87 por ciento más bajas que las de referencia en el resto de los municipios de la provincia, cuyo servicio de agua es gestionado por Giahsa”, recalcan.

Por lo que, “aún subiendo el Ayuntamiento la retribución de Aqualia en el porcentaje propuesto para equilibrar el servicio, las tarifas de agua de Moguer seguirían siendo sensiblemente más baratas que éstas”, han concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *