Unas treinta pruebas prácticas para el carné de conducir han quedado suspendidas por la huelga en la DGT

El sindicato CSIF cifra en el 76 por ciento el seguimiento del paro

IMG-20150921-WA0005La segunda semana de protestas en la DGT se inicia con un incremento del seguimiento de la huelga hasta el 76% en el colectivo de los examinadores de Tráfico. El sindicato CSIF -convocante de las movilizaciones- explica que hay examinadores que estaban de vacaciones y se han sumado hoy a los paros aunque hay otros que apoyan la huelga pero no contabilizan al estar de baja o de permiso; todo ello repercute en el número de pruebas prácticas que han quedado suspendidas con un total de 30.

Con estos datos y según las previsiones de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, al final de la semana serán alrededor de 156 los alumnos que no realizarán sus exámenes de conducir, algo que “no parece importarle mucho a la Administración” que ha tardado una semana en pronunciarse. En este sentido, el sindicato indica que las movilizaciones ya han tenido su primer efecto ya que en la jornada de mañana la DGT se reunirá con el Comité de Huelga.

Por otra parte, enmarcada en este contexto de huelga en la DGT, CSIF ha protagonizado hoy una concentración de protesta en la Jefatura Provincial de Tráfico a partir de la una de la tarde a la que han acudido todos los examinadores que están secundando los paros así como delegados de esta central sindical de diferentes ámbitos del sector público para apoyar a los trabajadores de la Dirección General de Tráfico.

José Juan Díaz, responsable provincial de la DGT de CSIF, ha insistido durante la concentración en que “después de cinco años de recortes ya es momento de que la Administración apruebe un calendario para que se restituyan los derechos laborales y salariales perdidos”. En este sentido, el portavoz de CSIF ha recordado que “mantendremos las huelgas de tres horas diarias de forma indefinida para hacer visible el problema de escasez de personal y de inversiones”.

En cuanto a la inseguridad de los trabajadores, otro de los motivos de las protestas, José Juan Díaz explica que “parecen más preocupados por el mantenimiento del material informático que por la integridad física de los examinadores. A nosotros nos obligan a dar el resultado del examen directamente al alumno, que en caso de suspenso a veces no reacciona todo lo bien que sería deseable, mientras que la nota de la parte teórica no se da en el momento de concluir las pruebas para evitar incidentes con los ordenadores si el alumno no aprueba”.

A esto se suman “casi a diario insultos e improperios en la Jefatura Provincial de Tráfico de algunos usuarios que tardan en ser atendidos como consecuencia de los recortes de personal”. Finalmente, Díaz ha indicado que “sabemos los inconvenientes que estas huelgas parciales están provocando entre el alumnado y, por ese motivo, les informamos a pie de pista sobre los motivos de los paros”.

En cuanto a los datos de la semana pasada, CSIF confirma que se suspendieron 120 exámenes prácticos y que el seguimiento de la huelga fue casi del 75% de los examinadores de tráfico desde el lunes 14 de septiembre, jornada en la que se iniciaron las movilizaciones, hasta el viernes día 18.

Desde el sindicato se asegura que “si la Administración continúa con su actitud inmovilista en la reunión prevista para mañana las movilizaciones se recrudecerán durante las próximas semanas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *