Diputación contrata un estudio para anticiparse a la llegada del mosquito tigre

El 'Plan de Control de Mosquitos' este año se desarrolla con total normalidad alcanzado niveles de eficacia superiores a los previstos

150713 Charla mosquitosEl Servicio de Control de Mosquitos (S.C.M.) de la Diputación de Huelva, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas, está redactando el borrador de un convenio para firmarlo con la Universidad de Zaragoza con el fin de conocer la expansión del mosquito tigre en las provincias occidentales de Andalucía y prevenir su estancia al viajar los mismos en vehículos atraídos por la oscuridad de su interior y poder pasar de una provincia a otra con rapidez.

En rueda de prensa, el jefe del servicio, José Carlos Gálvez, ha precisado que el estudio se basará en un muestreo para “intentar cazarlo y anticiparnos a su posible entrada”.

En cuanto al ‘Plan de Control de Mosquitos’, puesto en marcha por la Diputación de Huelva, se ha actuado durante este 2015 sobre 130.000 hectáreas de un total de doce municipios de la provincia con el fin de reducir las poblaciones de mosquitos con dos premisas fundamentales: el máximo rendimiento y el mínimo impacto ambiental.

RP Balance mosquitos 2015Durante estos meses, la campaña se ha desarrollado con total normalidad alcanzado niveles de eficacia superiores a los previstos y todo parece indicar que se cerrará con resultados similares a los obtenidos en 2014, que fueron considerados como los mejores de los treinta años de historia del Servicio.

La diputada del área de Infraestructura, Medio Ambiente y Planificación, Laura Martín, ha dado conocer los detalles de este plan que cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros, financiados en un 75 por ciento por la Diputación de Huelva y un 25 por ciento por los ayuntamientos que lo integran. En concreto, los municipios de Ayamonte, Lepe, Isla Cristina, Cartaya, Aljaraque, Punta Umbría, Gibraleón, Huelva, Palos de la Frontera, Moguer, San Juan del Puerto y Almonte.

En el plan de este año se han llevado a cabo tratamientos larvicidas aéreos con productos de origen biológicos de alta especificidad, llegando a las 2.600 hectáreas repartidas en cuatro pases a lo largo de los meses estivales y que concluyeron el 2 de septiembre. Todos ellos realizados en los momentos de máxima incidencia de mareas de alto coeficiente y en las zonas más complicadas para el tratamiento manual habitual.

También se han aplicado técnicas de control de mosquitos adultos diferenciando tratamientos espaciales y tratamientos barrera, ambos con productos de última generación y máquinas de gran capacidad en la que este año se ha contado con una unidad más. De esta forma, se han programado y llevado a cabo cerca de 500 kilómetros de tratamientos de volumen ultra bajo, que básicamente, consiste en la micronización de las gotas biocidas para, con volúmenes muy bajos del producto, cubrir áreas muy grandes, aumentando considerablemente la posibilidad de contacto de estas gotas con los posibles mosquitos.

En cuanto a los tratamientos barrera, destacar su alta eficacia ya que consiste en poner productos biocidas muy persistentes en zonas que serán de refugio para mosquitos con el resultado esperado. Hasta la fecha se han tratado más de 1 millón de metros cuadrados con esta técnica, minimizando aún más la posible fuga de mosquitos adultos que escaparon a las otras estrategias.

13 ESPECIES DIFERENTES
La diputada ha informado que desde el laboratorio del Servicio de Control de Mosquitos se gestionan 16 estaciones de muestreo distribuidas en todo el arco costero desde Doñana a Ayamonte. Este año se han procesado 2.740 muestras constituidas por un total de 124.238 mosquitos de 13 especies diferentes.

En el espacio tratado hay dos medios claramente diferenciados. Por una parte, 16.000 hectáreas de marisma mareal donde el flujo y reflujo de las mareas en conjunción con factores topográficos y biológicos dan lugar a 4.600 hectáreas de marisma susceptibles de albergar poblaciones larvarias de mosquitos. En este punto, Gálvez ha precisado que las mismas se han tratado 17 veces.

Y, por otra, 114.000 hectáreas de medio urbano y rural, donde se encuentran 25 núcleos de población, así como multitud de emplazamientos industriales, agrícolas y ganaderos, red viaria y complejos de ocio, todas ellas con multitud de focos de mosquitos de índole muy diversa.

Las 4.600 hectáreas de marisma que generan focos de mosquitos se han dividido en 96 parcelas de tratamiento, ha destacado la diputada, y cada una de ellas se tratan en cada periodo mareal, 16 en total, por 25 equipos de trabajo conformado por dos operarios cada uno, esto hace que para el 2015 haya más de 2.000 actuaciones de tratamiento larvicida en marisma.

El plan cuenta también con tres máquinas pulverizadoras de volumen ultrabajo, dos de ellas se adquirieron el pasado año y una es nueva en 2015, y permite cubrir mucha más superficie con menos cantidad de insecticida.

“SÓLIDA ESTRUCTURA”
Para abordar este plan 2015, el Servicio de Control de Mosquitos ha contado con una “sólida” estructura, con una “amplísima” experiencia fraguada en los casi 30 años anteriores, formada por 40 oficiales aplicadores, además de 14 operarios contratados por seis meses para reforzar las labores de verano. En conjunto, junto a los capataces, biólogos, técnicos de laboratorio y resto de personal, el servicio está conformado por un total de 60 personas.

Paralelamente a la labor de control de mosquitos, el Servicio desarrolla “una intensa” labor investigadora en aspectos relacionados con la mejora continua de los tratamientos, en salud pública y en la evolución de la plaga.

Asimismo, también ha señalado que se está participando en otro proyecto de investigación en la Estación Biológica de Doñana con el fin de caracterizar el papel vectorial de los mosquitos presentes en nuestros hábitats para el virus West Nile. Los resultados de los estudios realizados en 2015 han quedado plasmado en cuatro publicaciones en revistas científicas internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *