Juzgan el 9 de noviembre al exalcalde independiente de Bollullos por desobediencia judicial

Francisco Díaz.

Francisco Díaz.

El Juzgado de lo Penal número dos de Huelva acogerá el día 9 de noviembre la vista contra el exalcalde de Bollullos Par del Condado Francisco Díaz (independiente), el cual está acusado por un delito de desobediencia a la autoridad judicial al no dar cumplimiento a la readmisión de los despedidos del Consistorio como establecían sentencias judiciales.

Según han informado a Europa Press fuentes del colectivo de afectados, “la acusación particular, al igual que la Fiscalía, solicita su inhabilitación especial durante dos años para cargo público”.

Por su parte, el Ministerio Fiscal ha solicitado diez meses de multa a razón de diez euros de cuota diaria, que asciende a la cantidad de 3.050 euros, y dos años de inhabilitación especial para cargo público de alcalde de Ayuntamiento, al alcalde de Bollullos Par del Condado.

Los hechos se remontan al 20 de enero de 2009 cuando en un pleno municipal se declararon inválidos los contratos de unos 40 trabajadores –que habían sido contratados por el anterior alcalde– con derecho a recibir una indemnización como despidos improcedentes.

Así, frente a estos despidos, los trabajadores formularon las correspondientes demandas, dictándose sentencias por las se calificaban “nulos” por discriminación y condenaba a dicho Ayuntamiento a la readmisión de los mismos y al pago de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta su readmisión.

Por parte del Consistorio se presentaron recursos que fueron desestimados y, pese a que la readmisión se ordenó en 2009, desde el colectivo han apuntado que acudieron a la vía penal ante el incumplimiento de las sentencias ya que no fue hasta diciembre de 2012 cuando se hizo realmente efectiva su readmisión en sus puestos de trabajo, “casi cuatro años después”. Fue en esa fecha cuando volvieron a sus puestos y se normalizó su situación.

Por ello, este colectivo espera que, una vez se produzca esta vista, haya una sentencia y “se pueda dar por terminado” este asunto para que se ponga de manifiesto que “la justicia llega tarde, pero llega”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *