La felicidad de Irene Domínguez

ireneIrene Rodríguez Basilio jugadora canterana del Fundación Cajasol Sporting consiguió su primer gol en el primer equipo de la Primera División Femenina en la victoria ante el Oviedo Moderno por cero a cuatro. El suyo fue el cuarto tanto de las sportinguistas cuando el partido daba sus últimos coletazos. Irene repasa sus sensaciones en este comienzo de temporada que ha contado para el primer equipo y de lo que espera para esta temporada llena de nuevos retos tanto individuales como de equipo.

La joven onubense Irene de 17 años de edad practica fútbol desde “los 4 años” comentó, y como otras muchas niñas empezó a interesarse por el fútbol “cuando iba a ver los entrenamientos de mi hermano. A pesar de que todavía no podían hacerme ficha, entrenaba y jugaba los partidos amistosos”. Sin embargo en el Fundación Cajasol Sporting “este año cumplo mi tercera temporada en el club, donde empecé a jugar en el equipo cadete-juvenil de la provincial” narraba Irene.

La temporada pasada contó en dos ocasiones para Antonio Toledo para ir convocada a dos encuentros de liga, FC Barcelona y Real Sociedad, primera convocatoria y debut en la Primera División Femenina, Irene recuerda que “fue una experiencia inolvidable. Nunca había llegado a imaginar que iba a debutar contra el Barcelona”.

Irene Rodríguez no solamente fue convocada para la liga sino que también fue llamada para jugar la I Copa de Andalucía donde contó con minutos en la Final, que hasta ese momento sería el primer título que conseguiría el Fundación Cajasol Sporting en una temporada de ensueño para las onubenses. Para Irene “fue una alegría estar en esa cita histórica, el hecho de ir convocada para mí ya era un privilegio y aún más poder disfrutar de minutos en la primera final de la Copa de Andalucía”.

El Fundación Cajasol Sporting vivió un hecho histórico en su presencia en la Copa de la Reina alzándose contra pronóstico con el Campeonato de España Copa de SM La Reina por primera vez en su historia. En esa cita no estuvo Irene pero un trocito de la Copa también le pertenecía a las jugadoras de la cantera que durante la temporada habían estado durante los entrenamientos y diversas convocatorias con el primer equipo.

Para Irene y al resto de sus compañeras las tenían esperando una cita para poner la guinda a la gran temporada del Fundación Cajasol Sporting. El filial jugaría la fase de ascenso a la Segunda División Femenina y para Irene era “un objetivo que nos marcamos a principios de temporada y que teníamos que conseguir sí o sí. No podíamos permitirnos seguir jugando en la provincial ya que era una liga de fútbol 7 y con muy pocos equipos”.

Ya en la presente temporada con ilusiones renovadas y retos nuevos por cumplir, Irene tenía en un principio el papel de conseguir junto con sus compañeras la permanencia de categoría con el filial, pero sin embargo no ha jugado ningún partido debido a que Antonio Toledo la ha convocado para los tres primeros encuentros de la Primera División. Irene con dos partidos jugados ya cuenta además con un gol conseguido en la última jornada contra el Oviedo Moderno, un gol que para Irene “era algo que soñaba desde la primera vez que fui convocada con el primer equipo. Cuando vi el balón dentro de la portería no me lo creía, era una sensación de felicidad máxima y no sabía cómo reaccionar” rememorada la canterana.

De la alegría personal llega la alegría por lo que están haciendo el resto de sus compañeras en el filial que tras tres jornadas de liga solamente las cuentan por victorias. Irene comentó que “la verdad que es un gran comienzo y no me esperaba menos de ellas porque sé de lo que son capaces y aunque somos un equipo joven, está claro que vamos a dar guerra, para eso estamos ahí, para demostrar que a pesar de ser jóvenes sabemos jugar bien al fútbol. Ahora sólo queda intentar mantener esa línea hasta final de temporada”.

Los objetivos que se marca Irene para esta temporada que ya ha comenzado es la de “superarme día a día, estar ahí para cuando el primer equipo me necesite y poder ayudar a mi equipo a conseguir la permanencia” que es el objetivo del filial tras conseguir el ascenso la temporada pasada. Además puntualiza que “a partir de ahí conseguir el mayor número de victorias posibles para poder quedar en una buena posición”. Irene Rodríguez comentó sobre las posibilidades del primer equipo del Fundación Cajasol Sporting para esta nueva temporada que “superar el año pasado va a ser complicado, pero no me cabe duda de que lucharán por hacer todo lo posible por igualarlo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *