TERETES.
Echar al PP.
[Paco Velasco]

Paco Velasco(Texto: Paco Velasco) Ya está. Después de siglos de estudios y análisis sobre los problemas de España, algunos han llegado a la conclusión indiscutible. Hay que echar al PP. Echarlo en el sentido más radical de expulsar, confinar o desterrar. Incluso en la acepción más propia de las mafias de la ultraderecha y de la izquierda extrema: pasaportar.

Ya lo saben. Todos los problemas de España se resumen en uno: el Partido Popular. La Constitución debe ser abolida porque en su redacción intervinieron Fraga y otros sesudos señores de la derecha franquista. La democracia actual ha de corregirse desde su origen histórico en tanto su cauce es un albañal de residuos provenientes de la anterior dictadura. La economía del país ha desembocado en la crisis que es a causa de la praxis neoliberal del PP que propicia una desigual distribución de la riqueza. La sociedad misma, desde los más jóvenes a los más viejos, se halla viciada por la polución de los factores señalados. Y de todas estas manifestaciones de corrupción, no cabe más autor que la cúpula del Partido Popular. Los deterministas no caben en sí de gozo.

El reputado pensador chavista que es Monedero, lo ha escupido/espetado de la manera más contundente: “Para que el Partido Popular, que es el responsable principal del vaciamiento de nuestra democracia, salga y podamos recuperar todo lo perdido, hay que echar al Partido Popular. Otro ilustre colega del filósofo madrileño, hábil discípulo de Maduro, Luis Rabel, otrora llamado al parecer, José Luis Franco, no anda a la zaga en sus declaraciones aniquiladoras: “ese desbancar y deshacerse del Gobierno del PP nos ayudaría a todos a respirar mejor”. La guirnalda definitiva nos la aporta el autodenominado “coleta morada”, don Pablo Iglesias, que no dudó en apelar al espíritu de Viriato para echar al PP de las instituciones.

Pues ya lo saben. Oposición dialéctica a tan extraordinarios paladines de la pluralidad, ni una. Líbrense de contradecirlos. Si estos señores aseguran que la crisis es fruto de la perversidad de Aznar, es así y no hay más debate. Y si alguien considera que la explosión secesionista de los catalanes no trae causa de la corrupción institucionalizada por los herederos de derecha del dictador, tenga cuidado que las huestes que han encarcelado al alcalde de Caracas pueden ampliar su nómina aquí en España. Lo mismo les digo de ETA. Para malos y asesinos, los verdugos peperos que se empecinan en que los presos de la banda terrorista, los pobres, permanezcan fuera del País Vasco. Y, por supuesto, el fraude del fabricante alemán de una prestigiosa marca de coches es el efecto anunciado de la maldad de Rajoy.

La culpa es de PP. La bandera nacional de España no se pisotea de manera libre porque la derecha popular es una totalitaria que impide que la libertad de expresión no alcance también la quema pública de las enseñas del Estado. Las derrotas de la selección de fútbol hallan su nexo en la pérfida organización deportiva de ese partido. Y las victorias obedecen, en su caso, a la participación de jugadores vascos y catalanes. Que si no, para qué.

Los problemas españoles del siglo XIX, provocados por el PP. Y el PP es el responsable por herencia de la derrota de la Armada Invencible. Los Reyes Católicos fueron los epígonos del Partido Popular en el siglo XV. Una vez el PP fuera, España, el edén. “Partía” de adanes.

Pero, bueno, qué tendrá el PP que, pese a tantos detractores, obtiene el voto de tantos millones de españoles. Lo mismo estos esclarecidos escritores e historiadores quieren llevar al precipicio a los votantes. En cuyo, caso, habrá que preguntarse: ¿tan malo es el PP o los malos son quienes atribuyen al PP todas las atrocidades del mundo sin más fundamento que su odio y sin más aval que su indigencia ética?

Servidor no vota al PP, pero, desde luego, cómo respeto a este partido democrático. Cómo lo respeto.

 

 

One Response to TERETES.
Echar al PP.
[Paco Velasco]

  1. Aurelio Pino Domínguez

    Sr. Velasco: ¿Recuerda usted la frase de aquél gran actor y director de teatro (también protagonizó una película llamada “La Paz empieza nunca”) pronunciada dos años antes de su muerte, víspera de otras Elecciones Generales; me refiero a Adolfo Marsillac: (Sic)…Si estas elecciones las gana Aznar, ¡me voy de España!….pues algo así estarán pensando cientos de empresas Multinacionales establecidas en toda España (al referirme en toda España, no olvido a la querida Cataluña). Que si las próximas Elecciones Generales dan un Gobierno de coalición de PSOE-Podemos e incluso el camaleónico Ciudadanos de Albert Ribera y un tal Sr. Marín, ex del PSOE y hoy adjuntito de Susana Díaz en Sevilla por el partido de Ciudadanos. Yo no me iré de España porque soy un pensionista. Con la paciencia del Santo Job, esperaré a los recortes de las pensiones y al aumento de las listas de espera en el SAS. Ya me nos las congeló Zapatero, así que no nos debe extrañar lo que nos espera por venir ( que no porvenir).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *