Renuncian a la declaración de la madre y expareja de los fallecidos en el doble crimen de Almonte

La expareja y madre de los fallecidos en el doble crimen de Almonte, –ocurrido en abril de 2013 y donde fueron asesinados un padre y su hija de ocho años–, no ha declarado este viernes de nuevo en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de La Palma del Condado puesto que han renunciado a ello las partes que la solicitaron. En concreto, la defensa de F.J.M., único imputado por su presunta relación con este doble crimen, así como una de las acusaciones particulares, la que representa a la familia del fallecido.

Por su parte, la madre y expareja ha llegado cerca de las 10,30 horas en un coche al juzgado pero se ha marchado, por tanto, un rato después tras no prestar declaración en la sede judicial.

De este modo, la acusación particular que lleva a cabo el letrado Gustavo Arduán en representación de la familia del fallecido ha asegurado a Europa Press que presentó su renuncia este jueves tras la declaración de los psicólogos sobre la situación de ésta.

A su juicio, “no era necesario” que de nuevo prestara declaración puesto que “quedó ratificado con la declaración de los psicólogos” lo que querían que ratificara ella. La declaración de estos psicólogos se produjo a solicitud de la otra acusación particular que representa a la madre y expareja y que ejerce la letrada Inmaculada Torres.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas a la salida de la sede judicial, la defensa del único imputado en este caso, que ejerce el letrado Juan Ángel Rivera, ha calificado de “una jugada de póquer” la postura de las acusaciones particulares y ha renunciado a que declarara porque su intención era “preguntar a raíz de lo que todo el mundo preguntara”, así como ha considerado que el objetivo de las acusaciones era “hablar de la personalidad del acusado y no de la participación o no en lo ocurrido”.

Del mismo modo, Rivera ha señalado que “no va a dar cobertura a estrategias a estas alturas de la instrucción, ni a jugadas de póquer”, por lo que presentó también su renuncia a la declaración de la madre y expareja.

En este sentido, ha señalado que tuvo conocimiento este jueves de la renuncia por parte de una de las acusaciones particulares y “queríamos conocer el motivo” puesto que, en su opinión, las partes que representan a la familia del fallecido y a la madre y expareja querían que “fuésemos nosotros los que preguntásemos”.

El letrado ha explicado que lo que pretendían “no es hablar de cuestiones del crimen en sí, sino de cuestiones tendentes a la personalidad” del acusado, por ello, tras mostrar su respeto a los profesionales psicólogos que han atendido a la madre, ha dejado claro que “podrán hablar de ella pero no de su defendido” ya que a éste no le han estudiado. A este respecto, Rivera ha recordado que ha pedido un estudio sociopatológico al Instituto de Medicina Legal sobre F.J.M.

“Nosotros queremos hablar de aspectos sustanciales en la investigación”, ha enfatizado, incidiendo que las acusaciones querían encauzar la declaración por la personalidad del detenido. En concreto, ha apuntado que las acusaciones particulares “están justificando el crimen pasional” como motivo de la muerte del padre y la hija, pero “no hay nada”.

“ESTO ES UN TEATRO”

Respecto a las declaraciones de los psicólogos, ha incidido en que “no pueden hablar” de F.J.M “porque no lo han psicoanalizado”. “Esto es un teatro”, ha reiterado el abogado, que ha asegurado que “más pronto que tarde la opinión pública conocerá el desastre de instrucción e investigación que se ha hecho en este crimen”.

Además, se ha preguntado por qué la acusación particular presentó en su escritos los motivos para que declarara la madre y expareja y después cuando renuncia no expone las razones. “Esto antes era un teatro y ahora una jugada de póquer”, ha subrayado Rivera.

El abogado ha incidido en la inocencia de su defendido, el cual “salió sobre las 22,05 o 22,06 horas del supermercado” donde trabajaba y la muerte de las víctimas se produjo “a las 22,03 horas y eso está corroborado”. “Esto como tal está reconocido por la propia madre y expareja y otros testigos”, y se reconoció, como ha proseguido, “al día siguiente de la aparición de los cuerpos”. Por ello, ha sostenido que “por cualquier matiz que se haga, no va a contradecir lo que está constatado”.

El letrado ha indicado que queda pendiente la declaración de una psicóloga, un informe de la Universidad de Granada y el informe psicopatólogico de su defendido, así como ha afirmado que le han denegado que la madre y expareja sea llamada de nuevo a declarar.

Así, ha señalado que el fin de la instrucción debe estar “próximo” y sobre la situación de F.J.M ha remarcado que está “muerto” porque “hoy es más víctima que cualquiera de las partes que están personadas como acusación particular”, pero “todo llegará en su momento”.

Tras recalcar lo complicado que resulta para la familia de su detenido todo esto, ha subrayado que opta por el silencio para “no influir en el proceso”. Rivera, que presentó un recurso de apelación tras la negativa de la puesta en libertad de F.J.M, ha hecho hincapié en que prefiere no pronunciarse más sobre el caso para “no influenciar a un futuro jurado, ni en un magistrado que mañana retome el asunto”.

“SE PARTE DE UN ERROR”

Convencido de que la juez instructora del caso “parte del error”, ha sostenido que en el recurso de apelación que ha presentado queda  “justificado no solo la puesta en libertad sino el sobreseimiento de la causa”.

Ante esto, ha afirmado que “hay dos ADN más en la casa de personas desconocidas y están en dos toallas manchadas de sangre”, pero “no se ha hecho nada por saber quienes son esas dos personas”. A este respecto, se ha referido al caso de Eva Blanco o Tony King, donde años después gracias al ADN se pudo conocer a los verdaderos culpables.

Para Rivera, esto mismo podría pasar en este caso cuando años después “cuando aparezca la identificación de las personas que han depositado restos celulares en esas toallas; F.J.M será inocente”.

Después de mostrar su confianza en que la Audiencia Provincial de Huelva resuelva favorablemente su recurso para la puesta en libertad de F.J.M, el letrado ha resaltado que la localidad de Almonte debe saber que “no es el asesino”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *