El club echa a siete de sus empleados

Nardy Lafuente.

Nardy Lafuente.

El Recreativo de Huelva va a reestructurar su plantilla de trabajadores y ha comunicado a siete de ellos que da por finalizada su relación contractual a partir del 20 de octubre. Los despedidos son el jefe de prensa, Nardy Lafuente; Antonio Segovia, coordinador de fútbol-11 de la cantera; el preparador físico de fútbol base Pepe Delgado; José Vargas, de informática y audiovisuales; María José Sánchez López, del departamento de contabilidad; Raúl Gallardo, de mantenimiento; y Fran Pérez, fisioterapeuta.

El jefe de prensa, Nardy Lafuente, ha enviado un comunicado a los medios de comunicación en el que se despide de los mismos: “Mediante el presente, comunicarles que desde el día de hoy paso a estar de vacaciones previas al 20 de octubre, fecha en la cual la empresa me ha notificado se extingue mi relación laboral. Es por ello que cualquier asunto relacionado con los medios de comunicación lo hagan directamente con el club”.

En el entorno recreativista ha sentado muy mal la medida tomada por el Consejo de Administración recreativista, no por llevarla a cabo en una empresa con graves problemas económicos, sino porque esta se haya producido justo un día después de la marcha silenciosa que los empleados del club realizaron este domingo dos horas antes del partido ante el UCAM Murcia por los continuos y reiterados impagos de sus salarios desde hace un año y medio y también a raíz de la rueda de prensa de protesta y repulsa que realizaron los empleados del club el pasado miércoles justo después de la Junta General de Accionistas y ante la marcha de Pablo Comas y Álvaro Roncal de las instalaciones del Nuevo Colombino sin dar explicaciones alguna de lo acontecido al personal laboral de la entidad, al que a día de hoy se les adeuda tres mensualidades.

El actual presidente del Recreativo de Huelva, cuya continuidad tampoco está del todo clara, Benjamín Naranjo, ha explicado este mediodía en Onda Cero que “esta medida se debe única y exclusivamente a motivos económicos, hay que hacer un reestructuración de la plantilla y la empresa no puede sostener a este volumen de empleados. Ha sido un día muy duro, tener que estar con el abogado del club y entregarle a los empleados que les ha tocado su carta de despido, es algo muy desagradable pero el comportamiento de ellos ha sido extraordinario”.

Naranjo ha cofirmado que “los inversores habían pedido desde hace tiempo aligerar la plantilla de empleados del club, es algo en lo que se venía trabajando desde hace tiempo y ahora se ha tomado esta decisión”, aunque no pudo confirmar “si habrá algunos más, es algo que no me atrevería a afirmar, habrá que hacer números y ya veremos”.

Lo cierto es que el clima de incertidumbre y crispación sigue creciendo día a día en el Recreativo de Huelva y ni la victoria del pasado domingo ante el UCAM Murcia calma los ánimos de una afición que pidió a gritos la marcha del actual máximo accionista del club, Pablo Comas, que a día de hoy sigue sin dar un paso al frente ante una posible solución de la situación financiera de la entidad o posible venta de su paquete de acciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *