IU reclama al Gobierno central que cese en su afán recaudatorio a costa del colectivo de emigrantes retornados

Unos 10.000 emigrantes "se ven obligados a pagar deudas tributarias e intereses de demora por sus pensiones tras cotizar años en el extranjero"

Pedro Jimenez con Inmigrantes Retornados01 Pedro Jimenez con Emigrantes Retornados02Izquierda Unida defenderá en el Pleno de la Diputación Provincial que se celebrará el próximo miércoles una iniciativa para apoyar al colectivo de emigrantes retornados sobre los que “el Gobierno central del PP está ejecutando una injusta campaña, basada únicamente en su afán recaudatorio, con la que les está obligando a pagar deudas tributarias, más intereses de demora, por las pensiones que reciben desde otros países a los que tuvieron que emigrar en las décadas de los 60 y 70”, explica Pedro Jiménez, portavoz de IU en la Diputación Provincial. “De este modo, consideramos que estas personas están siendo doblemente castigadas por el Gobierno de España: como españoles que tuvieron que emigrar para trabajar y, nuevamente, tras regresar, con este trato fiscal injusto”, añade Jiménez.

Jiménez ha realizado hoy esta denuncia públicamente, junto con integrantes de la Asociación Onubense de Jubilados Retornados, que llevan varios meses sufriendo las consecuencias de esta medida y contra la que se están movilizando, como van a hacer el próximo día 15 de octubre ante la Delegación de Hacienda en Huelva. Esta concentración forma parte de una jornada de movilizaciones que se van a celebrar en más ciudades del país, por parte de este colectivo.

Esta campaña recaudatoria la está realizando el Gobierno central al aplicar la Ley 35/2006 sobre el impuesto de la Renta de las Personas Físicas que obliga a estas personas a hacer la Declaración de la Renta por considerar que tienen dos pagadores, a pesar de que las cuantías de las pensiones que reciben del extranjero no alcancen el mínimo para ser declaradas. Esta ley fue aprobada cuando José Luis Rodríguez Zapatero era presidente del Gobierno, pero ha sido ejecutada por el actual gobierno del PP.

Izquierda Unida, que comparte las reivindicaciones del colectivo de emigrantes retornados, exige al Ministerio de Economía y Hacienda que considere exentas de declarar sus rentas y pensiones procedentes de los países donde trabajaron “y acabar así con esta injusta campaña recaudatoria que se está cebando con estas personas, que en la mayoría de los casos, no disponen de ingresos aparte de sus exiguos pensiones y que por culpa de la crisis son los que tienen que mantener a sus entornos familiares afectados por el desempleo”, señala Jiménez. También se exige que la exención se realice con carácter retroactivo para que quede anulada las deudas que les exige la Agencia Tributaria.

Los propios afectados han expuesto sus testimonios personales y aseguran sentirse ciudadanos de segunda, porque se vieron obligados a emigrar hace años y ahora les están cobrando deudas e intereses de demora que, en muchos casos suponen la mitad de sus pensiones que no llegan a superar los  2.000 euros anuales. Se dan casos de afectados a los que se les reclama pagar hasta 7.000 euros por los recargos que el Ministerio de Economía y Hacienda les ha impuesto.

Ante estas situaciones, Jiménez ha declarado que “en Izquierda Unida nos sentimos plenamente identificados con la causa de estas personas y vamos a defender que se les deje de cobrar estas deudas, cuyo pago compromete seriamente su situación económica”. Jiménez añade que “el Gobierno del PP con una mano aprueba amnistías fiscales para las grandes fortunas que evaden grandes capitales a paraísos fiscales, y con la otra aumentan la presión fiscal sobre estos pensionistas que tuvieron que afrontar la dura experiencia de la emigración y ahora se les exige que sigan pagando por pensiones que deberían estar exentas por no alcanzar las cantidades mínimas para ello”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *