Nuevo episodio de contaminación por malos olores en Huelva capital

Vista aérea de Huelva. (Rodolfo Barón)

Vista aérea de Huelva. (Rodolfo Barón)

Los servicios de emergencia del 112 recibieron este pasado domingo una decena de llamadas en las que se alertaba de un fuerte olor a contaminación en algunas zonas de Huelva capital. El episodio contaminante fue puesto en conocimiento de la Junta de Andalucía, desde donde se informó a los servicios de emergencia que en ninguno de los medidores que tiene en la ciudad de Huelva se habían apreciado valores superiores a lo normal.

Este nuevo episodio se une a otros habidos en la capital onubense sin que hasta el momento se haya determinado el origen de los mismos. En esta ocasión el número de llamadas fue inferior a otras ocasiones, lo que hace pensar que el episodio contaminante por fuertes olores fue menor.

INVESTIGACIÓN SIN RESULTADOS

Desde la Junta de Andalucía se ha venido investigando la causa de estos episodios, sin que hasta el momento haya habido resultado positivo alguno.

En noviembre del pasado año, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio informaba de que acotaba sus actuaciones en la zona del polígono industrial químico de Palos de la Frontera para dar con el “origen exacto” de los malos olores que se habían registrado en Huelva y el entorno y que habían dado lugar a varias decenas de llamadas al Servicio de Emergencias 112 por parte de la ciudadanía. Así lo anunciaba la entonces delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, quien ha señalado que “se abre esta nueva vía de trabajo” después de que las primeras conclusiones de los muestreos llevados a cabo hayan desvelado la existencia de concentraciones significativas de compuestos orgánicos volátiles en este punto.

Josefa González Bayo, tras puntualizar “la dificultad que entraña” en estos momentos asociar los malos olores de una manera inequívoca a una sola actividad ante la coexistencia en un mismo espacio de diversas industrias, ha señalado que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha requerido un plan de abatimiento a aquellas empresas que aparecen como posibles focos de producción de los compuestos orgánicos volátiles. En este marco, dentro de la revisión de los procesos industriales que se lleva a cabo, también se han incrementado tanto las visitas a instalaciones como los controles analíticos de sustancias no reguladas en las autorizaciones ambientales.

En la misma línea, con el fin de delimitar al máximo las fuentes emisoras de estos compuestos, se ha trasladó a Huelva la Unidad Móvil de Inmisión (UMI) de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que se instalará en tres ubicaciones diferentes de la zona sur de este polígono industrial durante tres semanas (una por cada punto) para recabar datos on line y caracterizar la huella de las inmisiones en función del régimen de viento. De igual modo, se está en contacto con la Universidad de Huelva (UHU) para que, en este mismo dispositivo, se coloquen otros tipos de captadores de contaminantes. Todo ello, sin olvidar la experimentación sobre los episodios acaecidos este año, con la simulación de las condiciones de emisión registradas en las principales actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y la consecuente visión del efecto que han tenido sobre la zona de estudio.

A pesar de todas estas medidas la situación no ha cambiado y durante el año 2015 se han contabilizado ya varios episodios contaminantes por malor olores

ESTUDIO OLFATOMÉTRICO

El periódico Huelva Información publica este lunes la noticia, firmada por la periodista Raquel Montenegro, en la que se asegura que la administración andaluza ha reclamado la colaboración de las industrias químicas para elaborar un estudio olfatométrico “en el que midan los posible focos de emisión de olores de sus fábricas para determinar cuáles son los puntos (si los hay) en los que se generan los efluvios que, bien de forma individual o por combinación con otros, provocan los episodios de pestilencia y la consiguiente alarma en la ciudadanía”.

El estudio conjunto tendrá un coste de unos 100.000 euros y abarcará 20 kilómetros a la redonda de las fábricas. El gerente de Aiqbe, Rafael Romero, declara a Huelva Información: “Hay muchas actividades que pueden generar malos olores, depuradoras, uso de fertilizantes orgánicos… Pero se mira siempre a la industria”, señala. Por otra parte, matiza el responsable de Aiqbe, “en una ciudad industrial como Huelva es normal que de vez en cuando huela a fábrica, pero eso no significa que sea perjudicial para la salud”.

“Aiqbe presentará los resultados de este trabajo a la Junta de Andalucía. Lo mismo harán otras cuatro instalaciones industriales que no forman parte de la patronal pero a las que también se ha requerido un estudio de estas características. Mientras tanto, la Administración autonómica está ejecutando ya su propio trabajo, con una campaña de recogida de muestras en 16 puntos de la capital y su entorno en distintos horarios y días de la semana, durante 26 días en un trimestre. Estas muestras también serán enviadas a los denominados panelistas para que determinen los posibles olores molestos para el ser humano”, concluye la noticia de Huelva Información.

One Response to Nuevo episodio de contaminación por malos olores en Huelva capital

  1. Es mucho más sencillo. Cuando hay viento del sur los humos vienen directos a Huelva. Si encima, la humedad es alta, como es el caso, se percibe mucho más. Por “suerte”, la mayoría de los días predominan vientos del oeste que hacen que no nos enteremos de esos olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *