Isla recibe el Premio Andalucía de Medio Ambiente por el proyecto Playa Casita Azul

La Junta entrega en Sevilla los premios que reconocen la gestión sostenible y los valores ambientales en Andalucía

Alumnos del IES Galeón en la Casita Azul.

Alumnos del IES Galeón en la Casita Azul.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha entregado este martes en Sevilla los Premios Andalucía de Medio Ambiente, que en esta edición han recaído en la cooperativa Coforest, el boletín de WWF España ‘InfoDoñana’, el proyecto Playa Casita Azul del Ayuntamiento de Isla Cristina, Salarte, la Red Andaluza de Ecoescuelas, la Asociación Ave Fénix, Thalassa Taller de Vino, al profesor Valeriano Ruiz y al biólogo Fernando Molina, este último a título póstumo.

Durante su intervención, Fiscal ha subrayado que estos premios convocados por la Junta vienen a reconocer a todas aquellas personas, colectivos y empresas de la Comunidad que han destacado con su trabajo en la defensa y desarrollo de los valores medioambientales en distintas disciplinas y actividades.

En este sentido, el consejero ha destacado la labor realizada por todos los galardonados, a quienes ha agradecido su implicación por preservar el medio ambiente. Según Fiscal, la defensa de la naturaleza requiere de dos elementos imprescindibles. Por un lado la sensibilidad de ponerse en el lugar de los demás y preservar todo lo que ofrece la naturaleza, y por otro, el compromiso de todos para conservar el medio natural.

Los Premios Andalucía de Medio Ambiente, de carácter anual, incluyen nueve modalidades diferentes: empresa y medio ambiente, comunicación ambiental, compromiso ambiental, ciudad y medio ambiente, valores naturales de Andalucía, mejor proyecto contra el cambio climático, mejor proyecto de educación ambiental, premio especial ‘Cinta Castillo’ a toda una carrera profesional y el de buenas prácticas paisajísticas, de reciente creación.

Así, en la modalidad de empresa y medio ambiente, los miembros del jurado han galardonado en esta edición a la Sociedad Cooperativa Andaluza ‘Coforest’ cuya actividad se centra en el aprovechamiento, transformación y comercialización de la piña. Ubicada en Villaviciosa de Córdoba es la única cooperativa de primer grado en el sector del piñón y de la piña de pino piñonero que apuesta por este recurso. Todo un referente en el sector, Coforest se caracteriza también por fomentar el uso de la biomasa como fuente de energía renovable; así como el valor económico, social y medio ambiental de los montes andaluces.

En el apartado de comunicación, el premio ha recaído en el boletín editado por WWF España, ‘InfoDoñana’. La publicación, creada en septiembre de 2000, es la más veterana que existe sobre este espacio natural protegido. Desde entonces, informa de las principales noticias y actividades que se desarrollan en este enclave, contribuyendo así al conocimiento y la defensa del mismo.

Por otra parte, el galardón al compromiso ambiental se ha concedido a la Asociación Ave Fénix, de Málaga, organizadora desde 1997 en la Laguna de Fuente de Piedra del Campo de Voluntariado Ambiental Anillamiento de Flamencos. Esta organización ha puesto también en marcha otros dos campos sobre restauración de hábitats, campañas de repoblación con escolares -desde 1999 hasta 2013-, cursos de iniciación a la observación de aves para estudiantes y censos de grullas, en la provincia de Málaga.

El proyecto Playa Casita Azul, del Ayuntamiento de Isla Cristina ha sido ganador en la modalidad de ciudad y medio ambiente. Centro de referencia en materia turística y medioambiental, este espacio se ha convertido en un lugar de encuentro para el ciudadano conectado y preocupado por su entorno más inmediato. En él los distintos colectivos y centros educativos pueden realizar talleres, programas ambientales, charlas especializadas, etc.

En el apartado de valores naturales de Andalucía, el premio ha recaído en Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera- Salarte (Cádiz). Fundada en 2012, esta entidad privada trabaja en la recuperación, gestión y revalorización de las salinas litorales, la conservación de la biodiversidad y el fomento del empleo local. Gestora de La Covacha, una zona de reserva de la Red de Espacios Naturales Protegidas de la Andalucía, Salarte realiza labores de conservación con la colonia de espátulas, rutas guiadas, voluntariado, turismo ornitológico y actividades con escolares.

El galardón al mejor proyecto de educación ambiental ha sido para la Red Andaluza de Ecoescuelas, un proyecto de ámbito europeo que tiene como objetivo impulsar la educación ambiental en la vida de los centros escolares, implicando también al municipio, y promoviendo una red que favorezca los intercambios y la cooperación. Coordinada por las Consejerías de Educación y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio la Red Andaluza está integrada por 300 centros educativos y cuenta con la implicación de más de 78.800 estudiantes y 7.500 docentes.

Los miembros del jurado han concedido el premio de buenas prácticas paisajísticas a Thalassa Taller de Vino S.L, de Málaga. Esta sociedad impulsa el proyecto conocido como ‘La Melonera’, con el que se revaloriza y difunde el paisaje en Andalucía, en un entorno único como la Serranía de Ronda, compatibilizándolo con la recuperación de variedades de vid que se encontraban al borde de la extinción.

Por último, el premio a toda una carrera profesional se ha concedido ‘ex aequo’ al director del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER), Valeriano Ruiz, y al biólogo, Fernando Molina, a título póstumo.

Profesor durante 40 años de Termodinámica en la Universidad de Sevilla y en la Politécnica de Valencia, Valeriano Ruiz ha sido precursor del cambio de paradigma energético basado en las renovables y en generación distribuida. Pionero en la generación de energía de origen solar en sustitución de fuente fósiles. Activo divulgador social sobre la mitigación del cambio climático reduciendo las emisiones de CO2, ha participado también en el Primer Plan Energético, en la Ley de Energía Renovables de Andalucía y en el programa Prosol.

Funcionario de carrera de la Administración ambiental desde 1980, Fernando Molina, dedicó toda su vida profesional a la constitución, ampliación y consolidación de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía. Jefe del Servicio de Coordinación y Gestión de la RENPA, ha sido secretario de los consejos de participación de Doñana, Sierra Nevada, del Comité Andaluz de humedales y del Comité Andaluz de Reservas de las Biosfera en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. En su apuesta por la internacionalización de la RENPA, fue presidente del Comité Español de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), miembro del Comité MaB español de la Unesco y gestor de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo España (Andalucía)- Marruecos. También colaboró como investigador y docente con las universidades de Sevilla, Pablo de Olavide e Internacional de Andalucía (UNIA).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *