El PA de Isla, relegado a un segundo plano en los actos municipales

Los concejales andalucistas de Isla Cristina han mostrado su “indignación” por los últimos acontecimientos promovidos por la alcaldesa, Antonia Grao, que intenta relegar la representación de éstos en actos municipales y otros de los que ni siquiera son los organizadores.

Uno de los casos mas graves, según exponen los andalucistas en nota de prensa, se suscitó “cuando las concejalas andalucistas Isabel López y María del Carmen Beltrán, asistían a la Ofrenda Floral de San Francisco de Asís que se celebró a finales de agosto. En esa ocasión, fue la propia alcaldesa, que a su vez es presidenta de la Asociación de Vecinos, organizadora de las fiestas, quien de forma despectiva y nada ejemplarizante, les espetó ‘asumid que estáis en la oposición, a joderse’, hecho éste que indignó a ambas ediles pero que por respeto al lugar y acto hicieron de tripas corazón e hicieron caso omiso a la provocación”.

Ahora, más recientemente, se ha dado otro de los casos. También en el marco de las fiestas de San Francisco de Asís y con la alcaldesa, que a la vez es presidenta de la asociación de vecinos, como protagonista voluntaria. Los hechos sucedieron cuando, de nuevo, López y Beltrán se disponían a ocupar asientos de segunda fila en la homilía celebrada el pasado 4 de octubre, festividad del santo, en la plaza de la barriada, cuando relegadas a la tercera fila, sin tenerse en cuenta el tratamiento oficial del que son merecedoras de pleno derecho.

Se aludió que “los asientos de la segunda fila son solo para los portavoces municipales, cuando la invitación oficial, emitida por la propia asociación de vecinos, era extensiva a toda la Corporación Municipal, máxime cuando al portavoz andalucista le fue completamente imposible asistir, por encontrarse fuera de la localidad, quien delegó la representación en su número dos, Isabel López, a quien no se le permitió ocupar su lugar y si fueron ocupados por dos vecinos de la barriada.

Pero la estrambótica situación no acabó ahí. Percatada una responsable de la Junta Directiva de la misma asociación, de que ambas concejalas continuaban de pie, a la espera de la indicación oportuna para ocupar sus respectivos lugares, se dirige a ambas concejalas y las invita a sentarse en segunda fila, hecho que no se pudo llevar a cabo porque la alcaldesa y la responsable de protocolo del ayuntamiento se lo prohíben expresamente, ordenando, seguidamente, la retirada de ambas sillas para que no fueran ocupadas por las ediles”.

Para los andalucistas isleños esta actuación es “una falta de respeto a dos concejalas electas, representantes de una buena parte de la población isleña y que en sus años como gobernantes nunca ejercieron tal humillación a la que por entonces estaba en la oposición y ahora es alcaldesa, Antonia Grao”.

Asimismo, los andalucistas isleños quieren dejar claro que si exigen su lugar, “no es por un afán de protagonismo o relevancia, sino por respeto a lo que, y quienes representan, rechazando de plano los intentos de la alcaldía y su equipo de confianza de anular o hacerles invisibles en los actos a los que de muto propio quieran asistir, exigiendo que no se vuelvan a suceder estos lamentable hechos por el buen desarrollo democrático de las labores de la oposición municipal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *