Un sistema de placas solares generará el 71% del agua caliente del hospital de Riotinto

El proyecto ha sido promovido por la Consejería de Salud y la Agencia Andaluza de la Energía

Placas solaresEl Hospital de Riotinto, en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha puesto en marcha una novedosa instalación de energía solar térmica que permitirá obtener a través de este sistema el 71% del agua caliente sanitaria que consume el centro, propiciando un importante ahorro económico y de reducción de las emisiones de gases contaminantes al hacer uso de una fuente energética más barata y respetuosa con el medio ambiente.

Este proyecto ha sido promovido por las consejerías de Salud y de Empleo, Empresa y Comercio, en este caso a través de la Agencia Andaluza de la Energía, y tiene una inversión de 146.410 euros procedente de fondos europeos.

El delegado territorial en Huelva de la administración sanitaria, Rafael López, ha visitado este jueves el nuevo equipamiento, cuya incorporación se enmarca dentro de la estrategia del Hospital de Riotinto, y de todos los centros del Servicio Andaluz de Salud (SAS), enfocada a minimizar el impacto de su actividad en el medio ambiente y, a nivel general, alcanzar un mayor grado de sensibilidad, responsabilidad y concienciación en cuanto a la necesidad de proteger el entorno natural.

La instalación solar térmica del Hospital de Riotinto, la primera de este tipo con que cuenta el centro sanitario comarcal, está integrada por 46 placas solares y un área de captación total de 103,5 m2. La energía procedente de la radiación solar se acumula en forma de agua caliente en dos depósitos con una capacidad de almacenamiento de hasta 6.000 litros. Entre sus principales avances tecnológicos destaca además que todo el sistema puede ser analizado y controlado desde un ordenador.

El delegado territorial de Salud ha destacado que el sistema sanitario público andaluz es referente en el conjunto del Estado español en la implantación de medidas enfocadas a la mejora de la gestión ambiental. En este sentido, ha recordado que la sanidad pública andaluza ha sido la primera del país en recibir la certificación ambiental según las normas internacionales UNE-EN ISO 14001:2004, así como que sus hospitales cuentan de forma pionera con acreditaciones medioambientales siguiendo el Sistema de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS) de la Unión Europea.

Por su parte, además de este proyecto, la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio ha incentivado, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, un total de 4.331 instalaciones solares térmicas durante el periodo 2013-2015 por un importe de 3,8 millones de euros, que han movilizado más de 12,3 millones de euros en inversiones en empresas, administraciones públicas y ciudadanos a título particular. Estas actuaciones propician un ahorro y diversificación de energía de 1.770 toneladas equivalentes de petróleo anuales (tep/año), cantidad similar a la energía consumida por más de 2.100 hogares cada año, y que se evite así la emisión a la atmósfera de casi 5.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, como si se retirasen de la circulación unos 2.000 vehículos.

Sistema de Gestión Ambiental del SAS

Las medidas promovidas en los centros sanitarios para la protección medioambiental se desarrollan a través del Sistema Integral de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud (SIGA SAS), que tiene como objetivo que dichas instalaciones sean respetuosas con el entorno natural gracias a la utilización de fuentes de energía renovables, la disminución de sus emisiones y el control de residuos, algo que a su vez trae consigo una reducción de los costes desde el punto de vista económico. También redunda en la mejora de la salud de los trabajadores y de la propia población.

En la línea de las acciones impulsadas por la consejería del ramo, que además recientemente ha diseñado la Estrategia de Gestión Ambiental y Energética para los próximos cinco años, en los que se espera alcanzar un ahorro de 23,3 millones de euros por la aplicación de medidas de este tipo, el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva ha obtenido a principios de este año la certificación de AENOR que avala la calidad de su sistema de gestión ambiental, en reconocimiento a sus esfuerzos en este ámbito.

Las actuaciones más reseñables llevadas a cabo para la consecución de este distintivo han sido la construcción en el Hospital de Riotinto de dos nuevos puntos limpios enfocados a la separación, clasificación y recogida selectiva de los distintos tipos de residuos que genera el centro, con vistas a su reciclaje posterior; la dotación de los quirófanos y el resto de servicios con lámparas de tipo LED de bajo consumo; la sustitución de los grupos electrógenos por otros más modernos y eficientes; la adquisición de perlizadores en los grifos y duchas que posibilitan el ahorro de agua sin pérdida de presión, y el montaje de ventanas de doble acristalamiento y de persianas especiales que refuerzan el aislamiento térmico y el equilibrio en el temperatura interior, logrando una mayor eficiencia energética del edificio, entre otras iniciativas.

También ha sido destacable en este apartado el programa de digitalización de todas las pruebas diagnósticas que se realizan en el Hospital de Riotinto. Además de mejorar la calidad de la asistencia a la población y favorecer el trabajo de los profesionales, esta medida ha supuesto que se dejen de imprimir los aproximadamente 14.000 estudios radiológicos que se efectúan al año en sus diferentes servicios y, por tanto, ya no se utilicen los tintes que eran necesarios para el revelado tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *