Diputación y Fundación Don Bosco renuevan su colaboración para el Programa Pisos de Acogida

16 jóvenes en dificultad social se beneficiarán de la prórroga del convenio que María Eugenia Limón y Vázquez de la Torre han firmado hoy

Convenio Don BoscoLa vicepresidenta de Diputación, María Eugenia Límón, y el presidente de la Fundación “Proyecto Don Bosco”, Ignacio Vázquez de la Torre, han firmado esta mañana, en presencia de la diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez, la prórroga por un año de vigencia del convenio de colaboración suscrito por ambas entidades en el año 2013 para el desarrollo del Programa Pisos de Acogida.

El objetivo del convenio es prestarle atención integral en los 4 pisos de acogida que la fundación tiene en la capital a 16 jóvenes en riesgo de exclusión social, de municipios de nuestra provincia menores de 20.000 habitantes.

Según la vicepresidenta, la institución provincial abonará a la fundación 55,42 euros diarios por joven atendido. La aportación total asciende a 323.652 euros.

La inserción sociolaboral y la autonomía personal de estos jóvenes, mediante la formación, el fomento del empleo y la promoción cultural, son en palabras de María Eugenia Limón, el objetivo de este programa que Diputación desarrolla de forma ininterrumpida desde 1992, a través de convenios con la desaparecida asociación “Tierra Nueva” y desde 2013 con la Fundación “Proyecto Don Bosco”.

La vicepresidenta de Diputación, que ha resaltado “el esfuerzo de superación” de estos jóvenes que a pesar de las dificultades presentan “una elevada capacidad de reeducación y motivación para la reinserción sociolaboral”, ha recordado que durante los 23 años de desarrollo del programa se han atendido a 141 jóvenes y que un 30,4% de éstos han logrado acceder satisfactoriamente a la fase de emancipación, consiguiendo culminar con éxito todas las etapas del proyecto, que son la de acogida, formación, inserción laboral y emancipación.

Por su parte, Ignacio Vázquez, que ha agradecido a Diputación “la confianza que deposita en nosotros para trabajar con estos chicos y chicas vulnerables”, ha resaltado los “excelentes” resultados de este programa que contempla una permanencia media de los jóvenes en los pisos de acogida de 3 años.

El perfil de los jóvenes beneficiarios es el de menores y jóvenes de ambos sexos, a partir de 16 años, que carecen de referentes familiares o se encuentran en una situación de dificultad sociofamiliar, derivados de los Servicios Sociales Comunitarios de las 9 zonas de trabajo social existentes en la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *