Opinión: La penosa situación del colectivo de funcionarios en Andalucía

(Texto: David Pérez Gutiérrez)   Desde la Junta de Personal de los servicios periféricos administrativos de la Junta de Andalucía, máximo órgano de representación del personal funcionario de dicha administración en Huelva, se quiere poner en conocimiento de la ciudadanía y de las instituciones, la situación tan penosa y crítica en algunos casos, por la que está atravesando el colectivo de funcionarios en Andalucía.

Este colectivo viene sufriendo la congelación total de sus derechos de movilidad y ascenso dentro de la administración, debido a la inaptitud del actual gobierno y de las altas esferas que dirigen la Administración para convocar un concurso de méritos, sistema que se utiliza para progresar y desarrollar la carrera administrativa de los funcionarios y para la consecución de la tan ansiada  conciliación de la vida familiar.

Cabe señalar que la última convocatoria de concurso de méritos se produjo en el año 2011, siendo de obligado cumplimiento lo dispuesto al respecto en el artículo 44.2 del Decreto 2/2002, de 9 de enero, por el que se aprueba el Reglamento General de Ingreso, promoción interna, provisión de puestos de trabajo y promoción profesional de los funcionarios de la Administración General de la Junta de Andalucía, en el que se expresa lo siguiente con rigor literal :  “Las convocatorias a que se refiere el apartado 1 del artículo anterior deberán efectuarse al menos con una periodicidad semestral y se publicarán en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía”.

Es lamentable que el actual Gobierno de la Junta de Andalucía justifique la no convocatoria del concurso de méritos, alegando que cuando han sido convocados otros anteriormente, han sido recurridos administrativa y judicialmente, y por tanto, hasta que no exista un consenso total entre las organizaciones sindicales junto al colectivo afectado, no se convocará concurso alguno.

A mero título ilustrativo, recordarle a los señores/as responsables de este despropósito administrativo, que el recurso, es uno de los instrumentos más importante que atesora la democracia,  sirve de base de la defensa de los derechos de los ciudadanos frente a las actuaciones negligentes de las Administraciones y por tanto, jamás debería ponerse de excusa para justificar la no aplicación de una ley.

Por todo ello, desde la Junta de Personal instamos a la Consejera de Administración Pública y por ende, a la Directora General de Función Pública, para que solventen de una vez por todas esta situación,  puesto que ésta, no genera más que descontento y desolación entre las miles de personas que se ven afectadas.

(David Pérez Gutiérrez es presidente de la Junta de Personal)

 

 

 

Fdo. D.

One Response to Opinión: La penosa situación del colectivo de funcionarios en Andalucía

  1. Es cuando menos sorprendente que en la zona de Europa con mayores tasas de desempleo y más pobre se sienta en ‘penosa situación’ justamente el segmento social que disfruta de mayores beneficios a todos los niveles, salariales, o de prestaciones. Y apuntar de camino que Huelva tiene un alto porcentage de funcionarios en su masa activa.

    Al margen de que a todas las personas se les debe garantizar unos ingresos ‘de dignidad’, soy profundamente contrario a establecer una jerarquia social basada en exceso a unos a costa de otros bajo la coartada del “bien común”.

    El sistema de funcionariado español, además de ser único, está profundamente politizado, es nepotista, clasista e inculto pero sobre todo corrupto. Que haya una enorme parte de la población activa que vive a costa del trabajo de otros por que “una vez aprobaron un examen” es incomprensible para alguien que no sea español. Pero más incomprensible es la insensatez que sueltan algunos de que “cualquiera puede ser funcionario”; lo que no es cierto, más bien algunos pueden optar a algunos puestos, no a todos los puestos ya que muchos se reservan para quienes todos sabemos. En cualquier caso, si todos fuéramos funcionarios, ¿quien pagaría el sueldo de los funcionarios?.

    Los funcionarios no solo disfrutan de una seguridad laboral desconocida, también de más tiempo de vacaciones, y de unos sueldos de media muy superiores a la iniciativa privada. De muestra, el 58% de los funcionarios gana más de 2000 euros al mes; por otro lado, el 63% de los españoles gana 1000 euros o menos al mes. Tampoco la cantinela de que los derechos sociales del funcionariado ‘tiran del carro de los demás’ es cierta ya que España es el país de la OCDE con mayores desigualdades.

    En España tenemos la mayor cantidad de empleados públicos y políticos de Europa, algo que por supuesto tiene un coste. Ya es famosa la Oficina de Recaudación Tributaria de Huelva, zona pobre y en paro, que prefiere cerrar empresas antes de que les dejen nada a deber. Otro ejemplo de como el ‘estado’ paga a sus empleados es el altísimo precio del emprendimiento que tiene nuestro pais y que no es comparable a ninguno de nuestro entorno con el famoso “sello de autónomo” y sus 300 euros/mes, un verdadero secuestro del ‘derecho al trabajo’.

    Asi que en mi humilde opinión, estoy de acuerdo que el colectivo de funcionarios de Andalucia se encuentra en una penosa situación, pero no es la que ellos esgrimen. Me temo que su situación es penosa por la falta de empatia que reflejan al no haber levantado un solo dedo a favor de medidas sociales para paliar la trágica situación económica que sufrimos todos, en especial los que son menos afortunados. Y recuerden que en teoria se hicieron funcionarios por una vocación de ‘servicio público’, no para tener trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *