1.224 ciudadanos registran su testamento vital en la provincia desde su puesta en marcha

Entrada principal del hospital Juan Ramón Jiménez. (Celia HK)

Entrada principal del hospital Juan Ramón Jiménez. (Celia HK)

Un total de 1.224 ciudadanos ha registrado su testamento vital en la provincia de Huelva desde que en 2004 se pusiera en marcha este derecho por parte de la Junta de Andalucía, con el que cuenta la población para expresar su voluntad en el momento final de su vida, según han informado a Europa Press desde la Delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Se trata de una herramienta que posibilita a una persona manifestar de forma anticipada la asistencia sanitaria y los tratamientos que desea o no recibir en caso de encontrarse en una situación en la que no pueda transmitir su voluntad por sí misma.

De este modo, a través de la voluntad vital, se expresa por escrito, de manera consciente, deliberada y libre, las instrucciones y opciones que habrán de observarse cuando se produzca cualquier circunstancia que impida al paciente tomar decisiones respecto a su atención sanitaria.

Así, con el objetivo de facilitar el acceso de la ciudadanía a esta prestación, la Consejería de Salud ha ido ampliando en los últimos años el número de puntos de registro disponibles para inscribir el testamento vital, tal y como establece la orden que promueve nuevas sedes del registro en Andalucía.

En el caso de Huelva, ya están funcionando los seis puntos previstos para la provincia. Al primero que se puso en marcha en la sede de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se han sumado dos en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva (uno en el Hospital de Riotinto y otro en el centro de salud de Cortegana) y tres más en el Complejo Hospitalario de Huelva (en el Hospital Juan Ramón Jiménez, en el Infanta Elena y en el Vázquez Díaz, este último el más reciente incorporado).

Con ello se da respuesta al compromiso de la Junta de acercar este recurso “a menos de 30 minutos” del domicilio de los usuarios onubenses.
Por ello, gracias a esta descentralización del registro, los ciudadanos tienen por tanto acceso “más fácil” al derecho de manifestar, de forma voluntaria y con plenas capacidades mentales y de conciencia, qué actuaciones desean o no que se les practiquen en caso de que el propio paciente no pudiese manifestarlo en el momento de la atención.

SERVICIO ‘ONLINE’
Como novedad desde el año pasado, los ciudadanos disponen de un servicio ‘on line’ a través de la página web de la Consejería de Salud,
–www.juntadeandalucia.es/salud–, con vistas a obtener información y solicitar cita previa para posteriormente inscribir su testamento vital en los puntos de registro habilitados a tal efecto.

Otra forma de obtener la cita es a través del teléfono de Salud Responde (902 505 060), que sigue siendo el medio más usado para cursar la solicitud. De hecho, si el usuario no puede desplazarse hasta el registro, puede solicitar la cita a través de Salud Responde y se realizará el registro en el propio domicilio. Las personas interesadas también pueden dirigirse directamente a las sedes del registro para solicitar una cita.

El registro de voluntades vitales realiza la custodia, conservación y accesibilidad de las declaraciones de voluntad vital anticipada emitidas en Andalucía.

El profesional puede ver, desde la historia de salud digital, si el usuario tiene una voluntad inscrita y acceder al contenido de la misma con el fin de tener en cuenta los cuidados y tratamientos sanitarios que haya declarado preferir cuando aún podía decidir estos términos. La sincronización con el Registro Nacional de Instrucciones Previas permite la consulta al registro de Andalucía desde cualquier centro sanitario de España.

En virtud de un convenio de colaboración firmado por la consejería del ramo y el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, los facultativos que realizan su trabajo fuera del sistema sanitario público de Andalucía también pueden consultar el testamento vital de los pacientes. De esta forma se facilita la labor que los profesionales tienen que realizar en aras de respetar la voluntad vital de sus pacientes, con independencia del ámbito, público o privado, en el que esté siendo atendido cualquier ciudadano o ciudadana que haya registrado su testamento vital en Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *