Opinión: El PA recuerda a PP y PIF sus críticas cuando Isla se inundaba

Imagen utilizada en su día por el PP.

Imagen utilizada en su día por el PP.

(Texto: Partido Andalucista)  “Todo depende del color del cristal con que se mira”. Este es el refrán que viene como “anillo al dedo” al caso que nos ocupa, o adaptado a la noticia que vamos a tratar, “donde dije Digo…. ahora no digo nada”.

El pasado sábado, Isla Cristina volvió a sufrir las típicas inundaciones de otoño porque cuando llueve mucho y en tan poco tiempo, provoca que el sistema de recogida de aguas pluviales se colapse y no pueda absorber tantos cientos de litros que cae por minuto.

A este hecho irrefutable hay que unirle otros factores como que hay zonas de Isla Cristina que están bajo el nivel del mar, que las hojas de los árboles taponan algunos usillos clave obstaculizando el correcto desagüe o que el resto de basura acumulada durante el día, tras haber pasado el servicio de limpieza, agrave la situación.

Los isleños lo saben y asumen la situación como algo cotidiano cuando llegan las lluvias. Bueno, todos no. Algunos líderes, de ciertos partidos políticos, lo han usado  en años anteriores como arma arrojadiza contra el gobierno de turno, con el fin de enfrentarles con la ciudadanía y sacar tajada política, hecho totalmente injusto que se les puede volver en contra, cual efecto boomerang, y tener que morderse la lengua cuando les ocurre a ellos, como ha pasado este fin de semana.

Fotomontaje del PFI en las anteriores inundaciones.

Fotomontaje del PFI en las anteriores inundaciones.

Muchas han sido las imágenes y escritos que Antonia Grao (PIF) y Paco González (PP), han colgado en las redes sociales y enviado a los medios de comunicación para una mayor amplificación del fin perseguido, achacarles a los entonces dirigentes los perjuicios ocasionados por la lluvia. Pues bien, el sábado les pasó estando gobernando ellos y aún no se les ha oído decir nada al respeto. Ninguna explicación técnica, humana, ni divina de los sucedido. Tan solo comentar en alguna que otra barra de bar o supermercado que “ha llovido mucho en muy poco tiempo” y una triste foto de un concejal posando junto a uno de los usillos atascados.

Esto demuestra, en otras cosas, que los por entonces portavoces de la oposición solo hacía políticas populistas y propagandísticas, usando todas las armas a su alcance para intentar menoscabar la labor de los dirigentes municipales. Y ahora, cuando les ha tocado a ellos afrontar la situación, no hacen autocrítica, no cuelgan imágenes en sus Facebooks y webs de una Isla Cristina inundada e intentan minimizar los daños sufridos.

Los andalucistas no vamos a caer en sus errores, no vamos a hacer “leña del árbol caído” y no vamos a achacarles los efectos de la tromba de agua que colapsó el pueblo, pero sí vamos a criticarles sus actitudes anteriores y falta de responsabilidad, que a sabiendas de que los anteriores concejales no eran los culpables de lo sucedido, les criticaban de forma agresiva ante un pueblo que exigía soluciones, agravando la situación, en vez de aportar ideas y arrimar el hombro para encontrar las soluciones.

Es de esperar que hayan aprendido la lección y asuman que se equivocaron, aunque nos tememos que este hecho, por lo menos de forma pública, nunca llegará.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *