Siete mil visitantes al salón manga de Moguer

difraces en el salón mangaTras doce ediciones acercándonos a la tierra del sol naciente, el Salón Manga de Moguer se clausuró ayer con un rotundo éxito de organización y participación pese a las adversas condiciones climatológicas. Más de 7.000 personas han pasado este fin de semana por la localidad, llenando sus calles de un ambiente muy especial.

El pasado viernes llegaba fiel a su cita uno de los encuentros temáticos más esperados por los aficionados y aficionadas al manga, que han vuelto a encontrar en Moguer un verdadero escaparate de este movimiento cultural y estético, que está respaldado en la localidad por la concejalía de Juventud y la asociación juvenil Universotaku, organizadores del evento.

La clave del éxito del Salón Manga de Moguer reside en la gran variedad de actividades propuestas, en la gratuidad de todos sus talleres y concursos, y en la propia organización del evento, que consiguen crear un ambiente inmejorable que ha reinado durante los tres días de celebración.

Más de 2.500 metros cuadrados se han dedicado a proyectar este particular estilo de vida, en una cita que ocupa ya un lugar preferente en el calendario festivo de la localidad con una presencia cada vez más multitudinaria de moguereños y visitantes que acuden puntuales a conocer esta cultura y a participar en sus talleres, concursos y propuestas de animación.

La población local ha compartido espacio, tiempo y entretenimiento con miles de jóvenes llegados desde distintos puntos del territorio nacional, que han contribuido con su particular estética a llenar de color y animación este prestigioso salón consolidado ya como una de las grandes citas mangas del país.

Las adversas condiciones climatológicas han sido este año tristes protagonistas, obligando a trasladar al pabellón Cepsa a las más de cien personas que tenían previsto acampar al aire libre en una zona habilitada por la organización, pero aún así, la lluvia no ha mermado las ganas y el interés de los asistentes que han tomado literalmente las instalaciones deportivas en las que se ha desarrollado el evento, especialmente multitudinario en la jornada del sábado.

Destacar también que en esta edición ha estado presente la obra más universal del Nobel Juan Ramón Jiménez, ya que en uno de los stands se mostraban varias ediciones en japonés de la universal epopeya de ‘Platero y yo’.

Además de actividades lúdicas, la cita moguereña con el anime ha contado con un zoco de productos mangas en el que se ha podido adquirir desde ropa y videojuegos hasta libros y figuras para pintar llegadas directamente desde tiendas especializadas de Madrid o Barcelona.

Tampoco ha faltado en este escaparate del país asiático un espacio dedicado a la gastronomía japonesa, ofrecida por un renovado restaurante Ramen, que ha vuelto a sorprender con una oferta culinaria muy amplia y variada.

El XII Salón Manga de Moguer fue inaugurado el pasado viernes por una amplia representación de la Corporación Local encabezada por la concejala de Juventud Eva Rodríguez  y por la presidenta de la asociación Universotaku Mª Carmen Márquez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *