Comienza la expropiación de suelos para los nuevos accesos a El Rocío

La Consejería de Fomento y Vivienda ha iniciado la tramitación necesaria para poder expropiar los suelos implicados en la ejecución de los dos nuevos accesos a El Rocío que construirá la Junta con el fin de mejorar la movilidad y la accesibilidad de la zona, y para obtener la correspondiente autorización ambiental asociada a la obra, ya que la actuación se desarrolla en un espacio natural de especial protección como es Doñana. De igual modo, se ha impulsado este proceso para recibir la autorización de la Confederación Hidrológica del Guadalquivir por afectar la obra al dominio público hidráulico del Arroyo Laguna de los Reyes.

Para ello, la Consejería ha abierto, mediante su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (Boja), un periodo de información pública para someter a consulta toda la documentación asociada a estos tres procedimientos. Los interesados y afectados cuentan con un periodo de 30 días hábiles para realizar alegaciones o apreciaciones a todo lo expuesto.

De acuerdo con la información del Boja, la superficie que será necesaria expropiar para acometer las obras de los dos accesos asciende a 2.800 metros cuadrados, ubicados en el término municipal de Almonte.

Teniendo en cuenta el proyecto que desarrollará la Junta, se construirán dos nuevos accesos a El Rocío, uno ubicado al sur y otro al norte. Se trata de la solución que se ha consensuado entre Junta, Ayuntamiento de Almonte y los diferentes agentes económicos y sociales locales, que conciliará los intereses ambientales, económicos, turísticos y sociales planteados. Este proyecto condicionaba a la ejecución de los dos nuevos accesos la demolición del puente de La Canaliega, cuyo derribo de es una exigencia recogida en el marco normativo de protección ambiental y de carácter urbanístico y territorial, definido por la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (POTAD).

El ramal de acceso desde el sur al núcleo urbano sería de sentido único (Matalascañas-El Rocío) y partiría de la variante y conectaría con la antigua travesía. Por su parte, el ramal de salida hacia Almonte al norte del núcleo urbano saldría de la actual travesía y se incorporaría a la A-483 justo al acabar el tramo en variante a través de una glorieta que mejoraría también la intersección con la zona regable.

Esta obra de mejora de accesos se ha adoptado a partir de las inquietudes que habían venido planteando el Ayuntamiento y colectivos locales en materia de accesibilidad, tras la construcción por parte de la Consejería de Fomento y Vivienda de la variante de El Rocío en la A-483. Esta circunvalación ha supuesto una inversión de 12 millones de euros para la Administración autonómica y ha logrado dotar de fluidez a la circulación tanto en los tráficos con destino a la Aldea como en los que tienen como destino las playas de la costa onubense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *