Premio de fotografía científica para el Servicio de Oftalmología

El primer premio de fotografía científica recae sobre la imagen de un ácaro minúsculo que habita en las pestañas, del que se estudia su posible relación con el cáncer

juan carlos sanchez 509El servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva ha sido galardonado con el primer premio de fotografía científica en el Congreso de la Sociedad Española de esta especialidad celebrado recientemente en Sevilla. El trabajo premiado es una instantánea del ácaro demodex folliculorum sobre la pestaña de una paciente, una imagen que entraña gran dificultad para su obtención y que ha sido tomada desde el visor de un microscopio de luz del laboratorio, siendo su tamaño real 100 veces menor que la imagen visualizada.

El autor de la fotografía galardonada es Juan Carlos Sánchez España, médico residente de cuarto año de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva. Esta imagen se enmarca en un estudio de investigación que el facultativo está desarrollando en la actualidad, sobre el que versa su tesis doctoral, en el que también participan el facultativo especialista en Microbiología Alberto Tenorio Abreu y la médico residente de Anatomía Patológica María del Carmen González Gallego, ambos del Complejo Hospitalario onubense.

El trabajo de investigación trata de determinar con técnicas de biología molecular si existe o no relación entre la cantidad de este ácaro en las pestañas de los pacientes y el desarrollo posterior de un tumor en el párpado, concretamente un carcinoma basocelular en la piel. Este tipo de tumor supone el 90 por ciento de los tumores malignos de la piel y suele localizarse fundamentalmente en la región facial o en otras zonas expuestas al sol.

Si bien algunos estudios previos muestran una aparente relación entre la existencia del tumor en el párpado y una mayor densidad del parásito, éstos emplean técnicas tradicionales de visualización microscópica y conteo directo del número de ácaros.

Sin embargo, la investigación en curso emplea novedosas técnicas de biología molecular, mucho más específicas y fiables, que permiten detectar de forma directa el ADN del parásito en las muestras de las pestañas que se están estudiando. Para ello, cuenta con la colaboración del laboratorio HGC Biomedical Research Diagnostic, una spin-off del Servicio Andaluz de Salud ubicada en Huelva, cuyos científicos han identificado por primera vez en España al parásito demodex folliculorum mediante técnicas de amplificación del material genético (PCR) del parásito.

Ahora tratarán de buscar esa posible relación causa-efecto estudiando la densidad del ADN del ácaro en las muestras de los pacientes con carcinomas detectados en el servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva en los últimos seis años, que suponen cerca de setenta casos.

El demodex folliculorum es un ácaro inapreciable a la vista que habita a menudo en las pestañas de las personas alimentándose de la queratina de las células muertas de la piel, sin causar habitualmente patología ni sintomatología alguna. Sin embargo, en una de cada cuatro personas termina causando alguna enfermedad, estando demostrada su relación con la aparición de la rosácea (una enfermedad crónica de la piel con síntomas de engrosamiento, granos y enrojecimiento, que afecta principalmente a la cara), la blefaritis crónica (inflamación de los párpados) y la chalazion (una inflamación de la glándula sebácea del borde del párpado).

La importancia de determinar si existe relación entre la cantidad de demodex en las pestañas y la aparición del tumor radica en que, si se demostrase, los pacientes podrían beneficiarse de la prevención de un futuro desarrollo del carcinoma, ya que existe un tratamiento fácil y efectivo para la eliminación de este ácaro, el mismo que se emplea para las enfermedades mencionadas anteriormente.

Es decir, nos encontraríamos ante uno de los factores de riesgo modificables en los pacientes con presencia de demodex para evitar la aparición del carcinoma. Otros factores de riesgo demostrados en el carcinoma basocelular en la piel son la exposición al sol, la raza blanca, la avanzada edad o la deficiencia inmunitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *