Báñez inaugura la recuperación del Caño Travieso y la permeabilidad de la marisma

El Gobierno califica la actuación como la mayor operación ambiental desarrollada en el Parque Nacional de Doñana

151022 ministra Bañez DoñanaLa ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha inaugurado, una vez finalizadas las actuaciones, la recuperación del Caño Travieso y la permeabilización de la marisma, un proyecto que supone la mayor operación ambiental desarrollada en el Parque Nacional de Doñana y una de las más importantes acometidas en España en los últimos años. En el acto ha estado acompañada por la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero y el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez-Viguera.

Con esa actuación, se da por concluido el  programa “Doñana 2005”, tras ejecutarse todos los proyectos realizables previstos, quedando aplazadas dos intervenciones que necesitan revisarse y adaptarse a la nueva realidad social y económica de Doñana. Este programa se puso en marcha en 1999 tras la catástrofe minera de Aznalcóllar, con el objetivo de favorecer la restauración y rehabilitación del sistema hídrico de la marisma del Parque Nacional y que ha supuesto una inversión de más de 113 millones de euros.

En este sentido, y tal como ha recordado la ministra, el Gobierno tiene la intención de seguir trabajando como hasta ahora para preservar uno de los espacios naturales más importantes de España. Muestra de este compromiso, según ha subrayado Báñez, ha sido la reciente adquisición de las 932,95 hectáreas de finca Los Mimbrales, una operación que se ha ejecutado por 49,8 millones de euros y que forma parte del conjunto de iniciativas previstas por el Estado para mejorar el acuífero de Doñana y el suministro a los regantes, contribuyendo de esta forma a conservar la agricultura de primor y el empleo en el sector agrario onubense.

La ministra ha querido resaltar que la ejecución de todas estas actuaciones, a las que hay que sumar las ejecutadas para mejorar el entorno del Parque Nacional, pone en evidencia la apuesta decidida del Gobierno por la mejora cualitativa de Doñana, al tiempo que queda patente su empeño por mejorar la calidad de las aguas que vierten a los cauces que repercuten directamente en el buen estado de las aguas que nutren al Parque Nacional. El montante global destinado a lo largo de estos años en beneficio de Doñana asciende a 200 millones de euros, según ha recordado.

RECUPERACIÓN DE LA DINÁMICA FLUVIAL NATURAL DE LA MARISMA

La actuación que se inaugura hoy y que ha sido desarrollada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), es una de las más importantes realizadas en España en los últimos años, ya que devuelve a su estado natural las marismas de Doñana. Además, la ejecución de los trabajos desarrollados supone la recuperación del caudal histórico del río Guadiamar para las marismas de Doñana.

Los trabajos, que han contado con un presupuesto de 4,3 millones de euros  han consistido en la recuperación del cauce natural del Caño Travieso para mejorar la conectividad de la Zona de Entremuros con la marisma. Para ello, se ha permeabilizado el Lucio del Cangrejo Grande.

Las obras también han supuesto la permeabilización de la marisma con el estuario del río Guadalquivir mediante la conexión de la Montaña del Río en cuatro tramos a través de diversos vados (construidos desde el final del tramo Entremuros hasta la compuerta de Brenes) y de nueve obras de drenaje transversal localizadas en cauces naturales. De esta forma, se garantizan los aportes de agua salada procedentes del estuario del Guadalquivir.

De este modo, se da solución, por un lado, a la deficiencia de las aportaciones de los cauces superficiales que nutren a la marisma y al aislamiento provocado en la zona Entremuros y, por otro lado, se mejora la permeabilidad entre el río Guadalquivir y la marisma, recuperando el periodo de inundación natural de la misma.

Gracias a la permeabilización de la marisma, se han recuperado las casi 3.000 hectáreas de la fincas Los Caracoles, terrenos que fueron adquiridas entre los años 2005 y 2006 y que supuso para el Estado una inversión de casi 60 millones de euros.

Con esta actuación, se pone en valor la totalidad de la marisma y se completan los trabajos realizados en una primera fase, que la CHG finalizó en octubre de 2012 y que se centraron en la zona Sur de la marisma, a partir de la desembocadura del Brazo de la Torre en el río Guadalquivir. Con el objetivo de recuperar la permeabilización de la marisma se construyeron dos vados en la Montaña del Río, se reconstruyeron los cuatro caños existentes y se acondicionaron las compuertas que estaban ubicadas desde Cherry hasta Los Rompidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *