Homenaje a los mayores de Moguer en la gala ‘Arte de vivir’

moguer lleno en el teatro para ver la gala moguer foto de familia de los homenajeadosUn grupo de moguereños y moguereñas recibió ayer el aplauso unánime de su pueblo en una emotiva gala organizada por la concejalía de Bienestar Social y Mayores, que puso brillante colofón a la Semana de Envejecimiento Activo. Marisol Villaverde, José Manuel González, Pilar Domínguez, Manuel Robles, Juan Aroca y a título póstumo Juan ‘Tragachinas’, recibieron el homenaje de su pueblo.

El alcalde de Moguer Gustavo Cuéllar y la concejala de Bienestar Social y Mayores Paqui Griñolo presidieron anoche en el teatro Felipe Godínez la II Gala ‘Arte de Vivir’, una iniciativa con la que el Ayuntamiento quiere ensalzar el valor, la entrega, la capacidad de trabajo y sacrificio de un grupo de mayores que merecen en esta etapa de sus vidas un reconocimiento por su trayectoria profesional y personal.

El primer mandatario local abrió el acto destacando ‘la importante labor que realizan en nuestra sociedad los mayores’, y agradeciendo a los homenajeados ‘la entrega de la que han hecho gala durante todo su vida, convirtiéndose para todos en un ejemplo a seguir y en el espejo en el que mirarse por su experiencia y sabiduría’.

Por su parte la concejala animó a los asistentes a afrontar ‘esta etapa con empuje e ilusión y a disfrutar del arte de vivir, porque la edad no está reñida con el deseo de seguir mejorando y creciendo como personas plenamente útiles en la sociedad’.

Esta entrañable velada se inició con el homenaje póstumo que se tributó a Juan Hernández ‘Tragachinas’, un artista de raza, de alma pura y quejío flamenco que nos abandonaba este verano dejando tras de sí un recuerdo imborrable. Su mujer y sus hijos asistieron emocionados al homenaje que le tributó su patria chica, y en el que recibieron el cariño y la admiración de ese Moguer que Juan tanto amaba y que ha querido devolverle en forma de aplauso lo mucho que nos regaló en vida.

La gran familia de la Peña de Cante Jondo se sumó a este merecido reconocimiento, continuando en el escenario con el idilio que siempre mantuvo ‘Tragachinas’ con el mundo de la cultura y el flamenco, y fue precisamente su hija Lola Hernández, digna heredera de su arte, la que recogió de manos del alcalde un recuerdo de este entrañable momento.

Con la sensibilidad a flor de piel continuó el segundo de los homenajes, dedicado en esta ocasión a Marisol Villaverde Fernández, una mujer generosa, optimista, entregada y solidaria, que ha dedicado buena parte de su vida a cuidar de familiares. Su capacidad de darse a los demás ha sido siempre tan grande, que hace diez años decidió fundar la asociación Acfa que hoy sigue presidiendo, para intentar ayudar a todas esas personas que, al igual que ella, consagran su vida a la difícil tarea de cuidar de los demás. Esta mujer de amplia sonrisa recibió un recuerdo del acto de manos del concejal de Asociaciones José Jiménez y de la edil responsable del área de Juventud Eva Rodríguez.

A continuación se rindió homenaje a José Manuel González García, por toda una vida dedicada a embellecer su pueblo con mimo y dedicación. Con 40 años empezó a trabajar de jardinero en el Ayuntamiento, y desde entonces su amor por la jardinería fue creciendo a la par que lo hacían las palmeras, naranjos o rosales que dan ese color especial a las plazas y calles ese Moguer que ahora le devuelve en forma de reconocimiento público el cariño que supo dar a sus vecinos y vecinas. José recibió con la humildad que le caracteriza el galardón de la gala de manos de la concejala de Urbanismo Rocío Domínguez y el edil de Medio Ambiente Enrique Soriano.

La siguiente en recibir este reconocimiento público fue Pilar Domínguez Suárez, la única persona que queda de los primeros habitantes del antiguo poblado forestal de Mazagón, que ha residido buena parte de su vida en las chozas de la zona, y en distintos emplazamientos de la localidad costera, buscando siempre la seguridad y una mejor situación para los suyos. Esta gran trabajadora, de carácter alegre, siempre activa y generosa, recibió emocionada a sus 91 años este homenaje público de manos del concejal de Mazagón Paco Martínez y de la edil de Igualdad Pilar Rodríguez.

Una mención especial tuvo también en esta gala dedicada al arte de vivir, Manuel Robles Gómez, más conocido por todos como ‘Antoñin’ por su trabajo siempre entregado y generoso en el polideportivo municipal. A lo largo de su vida ha desempeñado distintas funciones en el sector de la metalurgia y de la construcción, pero sin lugar a duda ha sido entre porterías, pistas de tenis, balones y deportistas donde ha pasado los mejores años de su vida, y en agradecimiento por esa entrega incondicional recibió ayer este reconocimiento público del Ayuntamiento, y por tanto de la que ha sido siempre su casa. Le acompañaron el concejal de Deporte José Antonio Rodríguez y la edil de Cultura Lourdes Garrido.

La gala se cerró de manera muy especial con el homenaje tributado a Juan Aroca Calañas, un moguereño de corazón, aunque no lo haya sido de nacimiento, que ha dedicado buena parte de su vida a cuidar de los demás, en muchas ocasiones de manera totalmente altruista. Ahora sería de profesión enfermero, pero para todos siempre será ‘Don Juan el practicante’, un hombre siempre atento, generoso y amable que junto a su mujer, Carmen Vázquez a la que todos en Moguer conocían como ‘Calita’, formó una pareja verdaderamente ejemplar, por lo que el reconocimiento de Moguer y los moguereños fue también para ella, que nos dejó el pasado año, y a quien todos recordamos con un gesto amable y con una total disposición hacia los demás.

Ya en el escenario, acompañado por el acalde Gustavo Cuéllar y por la concejala de Bienestar Social Paqui Griñolo, un emocionado Juan Aroca tomó la palabra para agradecer este reconocimiento que tanto le ha llegado y para compartir con el público que llenaba el teatro Felipe Godínez numerosas anécdotas de sus peripecias de más de cuatro décadas por las calles y casas de Moguer, que despertaron las risas y el aplauso de los asistentes.

La gala se vio enriquecida con la actuación musical del grupo de gimnasia gerontológica del Patronato Municipal de Deportes y con la proyección de dos videos que resumían en imágenes la vida de nuestros protagonistas.

Todos los homenajeados posaron al final junto a los miembros del equipo de gobierno municipal en una entrañable foto de familia, que volverá a repetirse el próximo año con nuevos rostros que merecen sin duda el homenaje de su pueblo por ser ejemplo constante de superación y sacrificio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *